Minas de wolframio

Minas de Brandia, Filón María Cruz

La verdad es que este lugar lo encontramos de casualidad, realizando la senda de las fábricas de papel de Lousame que transcurre por el río Vilacoba.

No había señalización, ni figuraba en ninguna información. Ni siquiera sabemos si tienen otro nombre. Una pared vertical de cuarzo en las proximidades de la senda nos llamó la atención y un pequeño sendero poco marcado nos llevó hasta este posible filón. 

Entrada a la mina

Y no nos defraudó. Primero vimos una buena cavidad artificial con una amplia entrada. Su profundidad no supera los doce metros, pero claramente tenía huellas de una antigua actividad minera y formación artificial. La entrada no parece revestir peligro, pues parece muy sólida. Sin embargo, siempre que entremos en antiguas zonas de labor minera, debemos extremar las precauciones.

Filón de cuarzo

Muy cerca, a la izquierda de esta cavidad, existe otra entrada a una profunda sima artificial vertical. Desconocemos su profundidad y damos gracias de que esté cerrada con unos oxidados hierros que denotan la antigüedad de estas minas. En la actualidad es refugio de murciélagos, así que procurar no molestarlos mucho. 

Y… ¿De qué época eran estas minas y que minerales se extraían de ellas? Pues para nosotros eran solo especulaciones sabiendo que muy cerquita están las famosas minas de San Finx de Lousame en donde el siglo pasado se extraían sobre todo wolframio y estaño que eran demandados por las grandes potencias europeas para la fabricación de armamento por motivo de la Guerra Mundial.

Filón María Cruz

Al final pudimos localizar algo de información en donde probablemente nombren a estas minas. En A Albariza, lugar al norte del río Vilacoba, en donde podremos ver la antigua papelera de la familia Labarta, sabemos que había varias filones explotados de wolframio. Es probable que este filón sea uno de ellos y que fuera el denominado Filón María Cruz, el más importante y generoso de todos ellos. Se explotó por primera vez entre los años 1918 y 1923, para después volver los trabajos entre los años 1938 y 1944. Según informes de las minas de wolframio del Filón María Cruz, se extrajeron 60 Tm de wolframio en la primera concesión y otras 60 en la última.

Río Vilacoba

Desconocemos si existen más entradas o hay más cavidades en el filón de cuarzo, ya que parte está tapado por las silvas. Por ello debemos extremar las precaución como ya os dijimos.

Bibliografía:

  • Mineralizaciones Estannovolframiferas en Noia y Lousame. Estudio previo. Ruiz Mora, J.E.

Más fotos

Mapa – Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *