IMG_5534

Ermita de San Guillerme | GALICIA MAXICA

(Más fotos aquí)

En lo más alto de la península que fue considerada como el fin del mundo durante siglos y también punto final del Camino de Santiago, se conservan los restos de una capilla destruída en el siglo XVIII. El monte que alberga los restos recibe el nombre de Monte do Facho, el cual nos dice que se ubicó el primer “faro” de Finisterre. Faro que sería simplemente una hoguera que ayudara a los navegantes y avisara a las gentes del interior de posibles ataques de bárbaros.
Los orígenes de la capilla están relacionados con cultos de fecundidad y asociados al Ara Solis. Se orienta hacia el interior de la ría y al mítico Monte Pindo. Se cuenta que pudo ser la morada de algún ermitaño del siglo XI. Algunos piensan que pudo haber sido el Duque de Aquitania, Guillermo X, quién peregrinó a Santiago y posteriormente fue convertido en Don Gaifeiros por el pueblo. Otros cuentan que pudo haber sido otro San Guillermo conocido con el nombre de Gellone y que vivió sobre los siglos VIII o IX. Lo más probable es que un anacoreta eligiera este sitio para pasar sus últimos días en unión con la naturaleza y el infinito.

En Fisterra, recuerda Mr. Borrow según la tradición de toda la antigua cristiandad, Santiago, el santo patrono de España, predicó el evangelio a los idólatras españoles E o P Catoira escribe que en el año 1744, según afirma J.E.Rivadulla Porta, que la ermita de Finisterre, por tradición de aquel reino, se tiene haberla erigido nuestro Santiago, cuando destruyó en aquel sitio el bárbaro culto que los gentiles daban al sol, en la dilatada planicie de aquel monte, que llaman Ara Solis”.
En el lugar donde se moría el Sol y se terminaba el mundo es lógico que hubiera existido un culto a este astro rey. Este culto pagano se extendió hasta el siglo XI, cuando fue cristianizado y el lugar destruído para convertirlo en un lugar sagrado para los cristianos que eregirían una pequeña capilla dedicada a San Guillermo. Se conservan restos de muros que cerraban un recinto donde existe una gran piedra con una gran cavidad, “a cama do santo” un lecho de piedra relacionado con ritos de fecundidad que conserva representaciones solares y un sepulcro antropomorfo.

Parace ser que el templo anterior se remonta al siglo VII u VIII. Siglos después fue destruído por los franceses. En este lugar se cuenta que estuvo emplazado el Ara Solis, un templo prerromano con un marcado y profundo culto al Sol. No debemos olvidarnos que aquí los antiguos pensaban que podrían ver como el sol se hundía en el mar del fin del mundo. También se encuentran aquí los restos arqueológicos de Vilar Vello que se encuentra aún sin excavar ni estudiar. Estrabón llamaba al promontorio de Fisterra el Promontorium Nerium y es posible que en esta zona habitaran los ártabros cuya denominación podría significar “los del norte”.

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Recibirás un correo para confirmar la suscripción