Sendero de los pescadores de As Neves

Sendero de los Pescadores de As Neves en el Río Miño

El sendero de los pescadores de As Neves o Sendeiro dos Pescadores, es una senda que recorre la fascinante orilla del río Miño a través de unos paisajes de ensueño, aunque por desgracia bastante deteriorados a causa de los incendios del año 2017 que ha provocado que las especies invasoras como la acacia y los eucaliptos crezcan sin ningún tipo de control en este Lugar de Importancia Comunitaria, estropeando sin duda la belleza del lugar y echando a perder en parte este poderoso reclamo turístico.

Qué veremos en el sendero de los pescadores de As Neves

Sendero de los pescadores de As Neves

Paisaje

La ruta del sendero de los Pescadores de As Neves transcurre por la orilla del Miño, río que hace de frontera con Portugal durante todo el tramo. El recorrido nos llevará a través de un bosque herido con cantidad de árboles muertos mezclados con una vegetación arbustiva desbocada que se intenta tragar todo, incluso el paisaje. Sin embargo conserva algunas especies centenarias de carballos e incluso sobreiras, con su corteza calcinada pero resistiendo a los incendios. Existen pequeñas zonas que resistieron a los voraces incendios y que conservan aún parte de ese encanto especial original.

También podremos apreciar la espectacular geología del río Miño que forma unos muy poco conocidos cañones que encajan al río mediante muros de roca y acantilados de gran belleza.

Vegetación y fauna

Esta zona del río Miño está incluida dentro de la Red Natura 2000 y es que son muchos los valores naturales que presenta. Son numerosas las especies, tanto animales como vegetales de la zona. A continuación os detallamos algunas. En cuanto a la flora está representada por carballos, sobreiras (alcornoques), loureiros, silvarveiras (Rusus aculeatus), acacias, salgueiros (Salix atrocinerea), mimosa (acacia dealbata), loureiro (Laurus nobilis) y arbustos como trovisco (Ullex mino y europeaus), queiroa rubia (Erica australis), lavanda (Lavandula stoechas), xesta mansa y blanca, piorno espiñento (Genista hystrix), cicindela (cicindela glutinosa) o
fento real (osmunda regalis).

Una sobreira

El eucalipto y la acacia presenta un grave riesgo para el ecosistema y sobre todo después de los incendios de 2017. En cuanto a la fauna del río destaca la presencia de salmón, trucha, anguila, sábalo (alosa alosa), saboga o zamborca (alosa fallax), reo, trucha, lamprea

En cuanto a los mamíferos nombraremos a las nutrias, jabalís, tejones, garduñas, ardillas, murciélagos… y por desgracia a los voraces e introducidos visones. Aves como el martín pescador, mirlo de agua, pita de agua, vencejo, golondrina, avión, lavandera, pato, cormorán, urraca, garza, garceta, ratonero o cuervo, forman las especies más representativas.

Visón

Contrabando

La separación política entre Galicia y Portugal provocó un “intercambio comercial” entre los habitantes de los dos lados de la Raia que a la vista de las autoridades se convirtió en ilegal y en actividad perseguida, siendo sin embargo para los habitantes una forma de subsistencia. No veremos nada físicamente más que las casetas e vigilancia pero podremos hacernos una idea de la peligrosa actividad entre las dos orillas.

Garitas y casetas de vigilancia

En nuestro recorrido veremos varias casetas y garitas en ambas orillas que formaban parte de la vigilancia aduanera del río Miño por parte de los carabineros y la Guardia Civil.

Puesto fronterizo en paso de barca

Pasos de Barca

Existían en las dos orillas varios pasos en barca que comunicaban legalmente Galicia con Portugal. Además de las casetas policiales veremos donde se ubicaban los embarcaderos y veremos los restos también de algunas de las “casas das barcas”.

Casa da Barca

Pesqueiras

El Miño ha sido siempre un motor económico de las comarcas por las que transcurre. Una de las actividades más productivas para los habitantes era la pesca y sobre todo la temporada de la pesca de la lamprea. Para su captura se instalaron desde épocas inmemoriales decenas de estructuras de piedra en forma de muros que se adentraban en los ríos. Después de cientos de años, o miles, aún se siguen utilizando. En As Neves aún podremos ver unas cuantas que estarán marcadas con un número negro con fondo blanco. La identificación de las de Portugal serán al revés, número blanco con fondo negro.

Pesqueira

Minas romanas

Los romanos dejaron su huella minera en toda Galicia. Sus ansias de riqueza para mantener la maquinaria romana y su vasto imperio provocó que no dejaran punto de Galicia sin explorar. El oro era uno de los metales más preciados, sino el que más. Las orillas del Miño esconden oro y ellos lo sabían. Por ello en As Neves podremos ver los restos de una de las grandes minas de oro romanas y otras más pequeñas que nos pasarán inadvertidas.

Lago formado en una de las zanjas romanas

Yacimientos

Las orillas y terrazas del río Miño eran el lugar ideal para el asentamiento humano. Pasaremos junto a varios castros y sin saberlo estaremos pisando yacimientos que podrían tener más de cien mil años que esperan ser descubiertos, ya que las orillas del Miño albergan los restos de los que pudieran ser los asentamientos más antiguos de Galicia, incluso probablemente anteriores al homo sapiens.

El ferrocarril

Durante todo nuestro recorrido y muy cerca de nosotros nos acompañará el trazado de ferrocarril que une Ourense y Vigo ya desde el año 1881. Para la construcción de esta línea se necesitaron más de 17 años.

Puentes

Dicho trazado viario supuso un hito de la ingeniería de la época y para salvar multitud de accidentes geográficos como los valles de los ríos se tuvieron que levantar gigantescos puentes de arco en piedra. Por eso veremos también un caleiro, ya que la cal era empleada para la junta de los sillares de los puentes y los muros de contención.

Puentes de FF.CC

Túneles

La construcción de la línea del tren no podía suponer un muro infranqueable entre el río Miño y los habitantes de las aldeas de ambos lados de la vía. Para ello se construyeron diferentes pasos y pequeños puentes para el acceso peatonal entre los dos lados. También veremos otros pequeños túneles bajo la línea de tren para el acceso a antiguos vehículos hacia los pasos en barca.

Tramos antiguos

A principios del siglo XXI el trazado entre Ourense y Vigo fue modificado ligeramente con la intención de suavizar diversas curvas. Por ello algunos de los puentes quedaron inutilizados y aún veremos algún tramo del trazado desaparecido.

Estaciones o apeaderos

Existe una gran diferencia entre los viajes del tren del siglo XXI y del siglo pasado. Y es que antaño el tren paraba en multitud de estaciones, ya que era uno de los medios de transporte más habituales entre las ciudades y aquellas poblaciones rurales que tenían la suerte de que la línea de ferrocarril pasara por ellas. Por ello se habilitaron multitud de estaciones y apeaderos para el tren. As Neves contaba y cuenta con una de esas estaciones de ferrocarril antaño tan concurridas.

Playas fluviales

El Miño en época de calor es un recurso muy socorrido para refrescarse. En este tramo de As Neves existen diferentes lugares para el baño, así como diferentes playas fluviales, como la de Santa Mariña, Portomaior o la de Guláns.

Descripción del trayecto

El recorrido y distancia total

Podrás hacer el recorrido por tramos y si eres de los que te gusta andar, también lo podrás hacer del tirón. En total el sendero de los pescadores de As Neves que os describiremos a continuación serán entre 8 y 10 km, depende de donde empecemos. Nosotros os los pondremos por tramos y podrás realizar individualmente cada uno de ellos. Esta ruta no es apta para todos, pues la senda tiene numerosos desniveles que hay que salvar por medio de escaleras y a veces incluso por rocas, por ello no es apta para personas con movilidad reducida. No es difícil, ni duro, pero debemos tener cuidado con los niños, los precipicios y los resbalones de estos y de los adultos.

El inicio

Como os daremos la ruta por tramos podrás iniciar el recorrido en donde quieras, río arriba o río abajo. Pero si quieres realizar todo, te aconsejamos que empieces en el área recreativa de Santa Mariña, en donde tendrás un amplio aparcamiento, mesas y fuentes.

Los tramos

Como os contamos, la hemos dividido por pequeños tramos que incluso pueden convertirse en sencillos y hermosos paseos sobre el valle del río Miño. Los tramos los hemos divido así ya que tanto al principio y al final de cada uno tendremos acceso cercano en vehículo.

Río Mendo – Área recreativa de Santa Mariña (2,3 km)

La verdad es que el recorrido se podría empezar aquí, en los límites de los concellos de As Neves y Salvaterra de Miño, en la llamada Pesqueira do Cachón, la cual hace de límite de estos. Son 2,30 km más que habría que sumar a los ocho que hablamos anteriormente y no es el recorrido más bonito, pero tú decides. Si deseas empezar aquí deberás buscar la desembocadura del río Mendo en Salvaterra de Miño y seguir una pista que en el año 2020 pasó de ser un estrecho camino a ser una enorme pista de tierra al borde del río. El motivo, la llegada de materiales con grandes camiones para la construcción de la depuradora del Puerto Seco, en la desembocadura del río Xuliana.

Pesqueira do Cachón, límite de As Neves con Salvaterra de Miño. A finales de 2019 una crecida se llevó parte de esta pesqueira.

Seguiremos esta pista y llegaremos a la altura de la pesqueira do Cachón, en donde comienza el concello de As Neves. Solo hay que dejarse llevar por la pista junto a la vía del tren hasta llegar a un túnel que atraviesa la línea. Estaremos en la desembocadura del río Xuliana que desemboca en el Miño en forma de una pequeña cascada y en donde están parte de las instalaciones de la depuradora y de una captación que han transformado el paisaje. Pasaremos bajo el túnel, del que no conocemos el motivo de su construcción en el siglo pasado, pues vemos marcado en los mapas alguna construcción en los años 40, quizás molinos desaparecidos.

Cruzando el túnel sí podremos ver los restos de un gran molino que utilizaba el agua del Xuliana, es el Muíño da Ceña. Seguimos paralelos a la línea de ferrocarril, pero de la otra banda, hasta pasar por el nuevo cementerio y llegar a una carretera asfaltada que tan solo debemos descender para llegar al área de recreo de Santa Mariña.

Área recreativa de Santa Mariña – Playa de Portomaior (1,60 km)

Este área recreativa se compone de mesas, fuente, barbacoas e incluso se usa como playa fluvial. Además existe una cantina y un gran aparcamiento. Aquí encontraremos la ermita de Santa Mariña del siglo XVIII y un cruceiro junto a ella. Como os decíamos este podría ser el lugar ideal para iniciar la ruta.

Ermita de Santa Mariña

Podremos ver dos de los puentes de ferrocarril, el nuevo, construido a principios del siglo XXI y el del viejo trazado, del siglo XIX y hoy sin uso.

Puente FF.CC sin uso

Debemos continuar junto al río para ascender unas escaleras construidas a propósito para el sendero y que nos llevará a pasar junto al Castro da Graña, aunque de este no podremos ver nada. Cruzaremos el primer regato y seguiremos hasta los restos de la llamada “Casa da Barca” o del “barqueiro”, relacionada con el paso fronterizo en barca que había en esta parte del río.

Después de descender un pequeño valle, cruzar el Regato de Fora y pasar junto a otra gran puente de piedra del tren inutilizado, podremos ver en la parte portuguesa una caseta junto a una gran pesqueira. Se trata del puesto fronterizo portugués del cual veremos algunas edificaciones muy similares a lo largo de nuestra ruta, siempre en los pasos de barca.

Playa fluvial de Portomaior

Ahora, el sendero se separa del río pero no dejéis de acercaros a los acantilados para ver los hermosos paisajes que forma el río Miño. Sin desviarnos llegaremos a la playa fluvial de Portomaior.

Playa de Portomaior – Playa de Guláns (1,36 km)

En esta parte del sendero de los pescadores de As Neves, el río Miño se encaja aún más y no debemos perdernos las formaciones rocosas que se forman en las paredes del río y también fijarnos en los complicados y escarpados accesos a las pesqueiras y así darnos cuenta de los riesgos que conlleva su captura, en invierno y durante la noche.

Pasaremos cerca de la estación o apeadero de As Neves, por la depuradora, el Pesco do Torno, en A Puchadiza, y poco después junto a la cruz que nos recuerda a un pescador fallecido en el río Miño.

Un poco más y llegaremos a los restos de las casetas de los carabineros que vigilaban el siguiente paso de barca, el de la actual playa de Guláns. En frente, como no, la caseta de control portuguesa.

Caseta portuguesa de control fronterizo

Este paso de barca tiene acceso con un túnel por debajo de la vía férrea, aunque desaconsejamos su acceso en vehículo. Por su estrechez, no debemos ni siquiera acercarnos en vehículo al camino que desciende por las casas de Guláns. Buscar un lugar en las proximidades y llegar andando, si es que deseáis empezar desde aquí.

Playa de Guláns – Río Termes (1,78 km)

Uno de los tramos más desconocidos y aunque envuelto en vegetación alóctona, mantiene paisajes dignos de conocer, convirtiéndose en uno de los más singulares del río Miño a su paso en As Neves. Pena que esta vegetación de la que hablamos nos impide la vista a gran parte del valle, por lo que debemos buscarnos la vida para disfrutarlos.

Saliendo de la playa de Guláns debemos seguir el acantilado del río hasta que el sendero nos lleve hacia arriba, hacia el caleiro, un horno de cal utilizado para la construcción de los muros y puentes del ferrocarril.

Horno de cal

Seguimos adelante y pasaremos junto a un molino centenario, los restos de una casa engullidos por la vegetación. Esta casa también podría ser utilizada para otro de los pasos en barca pero no hemos localizado nada. Sin embargo en el lado Portugués parece haber una edificación similar a las otras garitas, por lo que es lo más probable. En nuestra última visita había un gigantesco eucalipto caído sobre ella y que derrumbó parte de su fachada. Por toda la zona existen una serie de miradores naturales fabulosos. Para encontrarlos debéis tirar de vuestra imaginación y localizar lugares que os darán una vista del río Miño que nunca habréis visto.

Ahora el camino nos lleva hacia arriba para pasar por debajo de la vía por un puente del siglo XX y llegaremos por asfalto al lugar de Sucarreira. De ahí y a unos metros a O Pazo, en donde engancharemos de nuevo el sendero que nos llevará a orillas del río Termes.

Una de las partes desconocidas del sendero de los pescadores de As Neves
Pena de las vegetación de las riberas

Río Termes – Capilla de San Manuel – Medáns (1,60 km)

Descendemos el río Termes hacia su desembocadura y lo atravesaremos mediante un puente de arco contemporáneo, quizás construido para la llegada de materiales para la construcción a mediados del siglo XIX del gran puente de ferrocarril que veremos a continuación y por el cual pasaremos por uno de sus pilares ayudados por una plataforma de metal.

Río Termes

De nuevo estaremos en el valle del Miño y pronto encontraremos la Lagoa de Medáns. Más adelante pasaremos junto al ermita de San Manuel, la cual se encuentra al otro lado de la vía y es paso del llamado Camiño da Raíña. Poco después llegaremos al aparcamiento, desde el cual podremos acercarnos a conocer la zona del río denominada Outal de Medáns.

Medáns – Prado (1,68 km)

Este tramo no está marcado, ni siquiera parece formar parte de la señalización. Sin embargo tiene lugares dignos de ver y conocer. Desde el aparcamiento sale un pista hacia el bosque que pasará junto a los grandes surcos que forman la gran mina romana de oro de Medáns y más adelante encontraremos otra pista que nos permitirá tener una gran vista y panorámica del río Miño en esta zona.

Debemos seguir por el sendero de los pescadores de As Neves hasta llegar a las inmediaciones del castro minero de Requeixo, que está relacionado con la mina romana. Encontraremos un cruce en el que una pista nos llevará por el foso del castro y nos enlazará con el sendero de pescadores de Arbo, en dirección a Sela, pero esto ya es otra historia. Si no queremos ir hacia Arbo, debemos seguir la pista que irá en dirección contraria y nos volverá a enlazar con el camino del bosque de las Minas de Medáns. También podremos bajar a la orilla del río y ver las pesqueiras de Prado, pero deberemos volver por nuestros pasos.

Pesqueiras de Prado

No es fácil en esta zona acercarse al valle y por ello no es probable que veáis el último de los puestos fronterizos portugueses que vigilaba paso de barca denominado O Pozo da Barca Nova. En el lado gallego sabemos que también había un puesto de carabineros, pero no lo hemos encontrado.

Caseta carabineros
Posible caseta fronteriza reformada como vivienda en Portugal en frente a Medáns. Al fondo a la derecha el castro de Nossa Senhora da Graça.

Recomendaciones

Además de todas las recomendaciones para cualquier senderista que seguro que ya conocéis os aconsejamos que a menudo dejéis el sendero de los pescadores de As Neves y os acerquéis a los acantilados y al valle, para poder disfrutar del paisaje que forma el río Miño en As Neves.

Amenazas y problemas

Afortunadamente una de las presas hidroeléctricas proyectada para el concello de As Neves sobre el río Miño finalmente parece que no se llevará a cabo al haber caducado el plazo. Una construcción de una central de este tipo sería un desastre ecológico y el fin para la diversidad de las especies que conforman el río, como de la preciada lamprea.

En la desembocadura del río Xuliana se está construyendo (diciembre 2020) las instalaciones de la depuradora y de la captación de aguas del Plisán o Puerto Seco y para ello se ha modificado en gran medida la orilla con toneladas de tierra y probablemente haya afectado a la desembocadura de este río.

Captación de agua en el Miño
Foto diciembre 2020

Como ya hemos nombrado anteriormente, los incendios del año 2017 que arrasaron el concello de As Neves ha dejado la flora y la fauna heridas de gravedad y la falta de un proyecto de regeneración está provocando el crecimiento sin control de las especie invasoras que pronto serán imposibles de doblegar.

A pesar que sería posible y muy fácil crear un sendero de los pescadores que recorriera gran parte del río Miño desde A Guarda hasta Crecente como mínimo, no parece existir cooperación entre los concellos que conforman la “raia” en Galicia y por ello, a pesar de estar conectados, los senderos no se ponen en valor como uno solo. Una verdadera lástima, pues un sendero en condiciones y bien publicitado por la orilla del Miño podría ser uno de los reclamos turísticos más potentes de esta zona fronteriza del sur de Pontevedra.

Más fotos

Localización – Mapa de la ruta del sendero de los pescadores de As Neves

(La ruta es aproximada)

2 comentarios en “Sendero de los Pescadores de As Neves en el Río Miño”

  1. Conozco muy bien esta zona y he de decir que he quedado maravillado con la excelencia este artículo sobre O Sendeiro dos Pescadores. Enhorabuena por vuestro trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete solo con el correo electrónico!
Para descubrir nuestros nuevos lugares
Happy Galicia Máxica

Loading
Instagram ¡Síguenos también en Instagram!