img_5d94c80bae13e

Fervenzas da Rexidoira

En la parroquia de Filgueira de Barranca, ayuntamiento de Oza-Cesuras, en A Coruña, se encuentran cuatro fervenzas del río Mendo, en un entorno de bosque animado. Pertenece a la Reserva Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo. Se llega por la AC840 Oza-Cesuras a Curtis, o a la inversa.

Desde  el centro urbano de Oza-Cesuras, tomando dirección a Curtis, a unos 15 km. (queda a tan solo 2 km de Curtis), hay un indicador para coger un desvío a la derecha, por carretera asfaltada, hasta llegar a 1-2 km., hasta la aldea de A Rexidoira (lugar que da nombre a las fervenzas). Allí se deja el coche y se inicia el camino, por ancha pista forestal  para andar 100 metros hasta llegar al lugar de inicio del recorrido para ver las fervenzas en el mismo río Mandeo.

Fotos y texto de:

A la primera se accede bajando una pendiente, con barandilla de madera. Impresiona el estruendo del agua al golpear en su caída, en medio de la nada y el silencio. Solo esta fervenza tiene barandilla.

Al lado, un sendero nos permite seguir bajando y aproximarnos al río. A la segunda fervenza, de peligroso acceso, se llega caminando unos metros por otro sendero a la derecha y de ella solo se  ve el inicio de la caída (a pesar de tener 8 metros de altura y ser posiblemente la más espectacular, por la caída de agua en una garganta , actualmente solo es visible en su totalidad por los pescadores, por la peligrosidad del terreno). Continuamos y llegamos a un mirador sobre el río (también de difícil acceso por la humedad del suelo y las piedras). Solo hay unas cuerdas para agarrarse y bajar a ese mirador.

A la tercera y cuarta fervenza se puede acceder de dos maneras, la primera, volviendo unos pasos atrás y siguiendo después por sendero sin preparar pero transitable o volviendo a la pista forestal inicial y caminando unos metros más para llegar a una nueva entrada al entorno.

Para acceder a estas últimas fervenzas, de la misma manera hay que bajar pendiente. Ya aquí, estaríamos a nivel del río y la zona ahí se vuelve más llana, pero siempre nos encontramos en zona húmeda y resbaladiza.

La tercera fervenza, conocida como “POZO DA OLA” es la más conocida y cuenta con una leyenda mágica.

El entorno es húmedo, típico gallego, lleno de musgo en las piedras y los troncos de los árboles. En algunas zonas los senderos están señalizados.

Es aconsejable llevar calzado adecuado y tener cuidado en caso de ir acompañado de niños.

La época ideal para visitarlas es la primavera, cuando el río lleva suficiente caudal para disfrutar del espectáculo y también se pueden visitar en otoño, después de las primeras lluvias, para observar los colores del precioso bosque gallego.

Más fotos

MAPA – LOCALIZACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Fervenzas da Rexidoira”

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Para descubrir nuestros nuevos lugares
Happy Galicia Máxica

Loading

Recibirás un correo para confirmar la suscripción

LucusHost, el mejor hosting