IMG_3718

Molinos de O Porto | GALICIA MAXICA

En Vilameán, se encuentran una serie de muíños de agua, que fueron reconstruídos en gran parte. Hoy, forman parte de una pequeña ruta que recorre el conjunto de molinos para llegar hasta la mítica Pedra Moura. Este conjunto estaba integrado originariamente por ocho, de los cuales fueron reformados cinco de ellos: O Muíño Pequeno, O de Abaixo, O do Medio, O da Viña (o de Arriba) y O Muíño de Amadeo.


Quedan restos de otros dos, excepto del desaparecido Muíño do Conde. Este conjunto se localiza en la falda del Monte Picoto, por donde se desliza el agua del pequeño Regueiro do Picoto, que daba la fuerza para mover las maquinarias de los molinos. En verano el regato apenas presenta agua. Para ello se habilitó en sus tiempos un canal que traía agua del cercano Río Cereixo. Aún así, en épocas de lluvia, se forman bonitas y llamativas fervenzas que haran que el paseo adquiera mayor valor del que ya tiene por sí solo.


Los molinos de agua cuentan con una antiguedad de más de 150 años y eran utilizados por familias que heredaban su uso y disponían de un tiempo al día para la molienda. De destacar es el curioso Muíño Pequeno, por sus reducidas proporciones y que se encuentra junto a una fuente del siglo XVIII. Si continuamos la senda, llegando al barrio de Castro, encontraremos una enigmática roca envuelta de leyendas conocida como Pedra Moura. No es de extrañar la presencia de “os mouros” en el lugar, si tenemos en cuenta la existencia en la zona del topónimo “Castro”.
Ante nosotros se presenta una hermosa puesta en valor del legado cultural, etnográfico y natural de la comarca do Val do Tebra.

(Más fotos aquí)

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Recibirás un correo para confirmar la suscripción