Puente del Pozo do Arco

Pozo do Arco, molinos, fervenza y área recreativa | GALICIA MÁXICA

En el concello de Oia, en la parroquia de Burgueira existe un hermoso rincón  de A Serra da Groba formado por el río Tamuxe. Se trata del área conocida como Pozo de Arco y que está formada por un sendero con pasarelas de madera y un puente, varios molinos y una magnífica fervenza, además de las pozas formadas en este estrecho y rocoso tramo de río. Otro lugar que sería una maravilla si conservara algo de su bosque autóctono.

Puente del Pozo do Arco

El río Tamuxe

El río Tamuxe, a veces denominado también como Carballas nace en Oia y se forma recibiendo el agua de varios pequeños regatos como el de Vilachán o el de Margaridas que nacen entre A Serra da Groba y las estribaciones al norte de A Serra do Argalo. Luego discurre encajado por este municipio formando parajes fabulosos como las Pozas de Loureza. Después atraviesa las parroquias de O Rosal de Santa Mariña do Rosal y San Miguel de Tabagón donde desemboca en el río Miño.

Río Tamuxe

Las pasarelas y el puente de O Pozo do Arco

En el año 2012 la c.m.v.m.c de Burgueira apostó por poner en valor O Pozo do Arco. Para ello y con fondos de Agader y Feader para proyectos dinamizadores de las áreas rurales de Galicia se llevó a cabo la instalación de diversas pasarelas y un puente de madera para la unión entre las dos orillas y para la visita de los molinos que también se reconstruyeron y la parte superior de la cascada. Así mismo se habilitó un área recreativa y diferentes bancos para la contemplación y el descanso.

Pasarelas y sendero
Puente de madera sobre O Tamuxe

Los molinos

En este pequeño tramo contamos hasta tres molinos harineros de agua. Dos de ellos son “muíños de canle cuberta” de un solo rodicio y se encuentran reconstruidos. Estos reciben el nombre de Mouta y Baillador. Son de planta rectangular con paredes que intercalan buenos sillares y mampostería y están cubiertos con teja del país a una sola agua. Junto a uno de ellos existen los restos de dos grandes moas que probablemente nunca llegaron a funcionar. El primero tiene la “moa” renovada y una “caixa de fariña” formada por sillares y que servía para que la harina no se desperdigara por todo el molino. El de más arriba está formado por dos dependencias separadas. Ninguno de los dos tiene restos de la “moega” o mecanismo de madera que echaba el maíz hacia la “moa”.

Molino 2

Además de estos dos podremos ver los restos de “o inferno” desde la otra orilla de uno más, cuyo “tremiñado” (planta) fue aprovechado para la instalación de bancos para admirar la cascada. El canal recoge el agua de la parte superior de la cascada y lo conduce hasta los molinos. Hoy en día este canal está cubierto por el sendero actual.

Molino 1

La cascada

En un tramo de apenas 200 metros el río Tamuxe desciende un desnivel de más de 20 metros formando rápidos y varios saltos de agua y pozas de gran belleza.

Cascada o fervenza

Área Recreativa

En la orilla este dispondremos de un área recreativa provista de mesas, papeleras y una fuente.

Área Recreativa

Conservación y amenazas

La zona está completamente desprovista de su bosque original, conservándose tan solo un par de carballos de no más de 20 años. En ambas orillas abundan especies de rápido crecimiento en donde destaca el pino. Además la central hidroeléctrica situada unos metros más arriba regula el caudal del río Tamuxe. A pesar de que en el año 2012 la rehabilitación de la zona incluía la plantación de frondosas la verdad es que no hemos observado nada en la actualidad que así lo demostrara, a no ser que algún incendio se las haya llevado hace algún tiempo. La zona sufre habitualmente constantes incendios.

Bosque de pinos

La central hidroeléctrica

A unos metros por encima de la cascada veremos una gran tubería verde que atraviesa el río Tamuxe. Dicho tubo capta las aguas de la presa de Vilachán situada a unos 150 metros río arriba. Dicha presa se construyó 1993 y la finalidad de esta es la producción eléctrica y cuenta con una potencia de 1.250 Kw. Esta canalización recorre poco más de 1200 metros precipitándose de  nuevo en el valle del Tamuxe hacia el edificio que alberga las turbinas. Desde este hay otra presa más rudimentaria de la que sale otro canal que conduce el agua hasta Refoxos.

Tubo de captación del Tamuxe

La central hidroeléctrica estuvo envuelta en la polémica después de que en el año 2008 hubiera un desastre natural sobre el río Tamuxe y las Pozas de Loureza provocado por un gran vertido de lodos provenientes presuntamente de la apertura indebida de la presa.

Cómo llegar

Para llegar hasta O Pozo do Arco es preciso ascender hasta A Serra da Groba y es posible hacerlo desde diferentes puntos, ya sea desde Tomiño, O Rosal e incluso desde Baiona. Si vienes de O Rosal o Baiona deberás llegar hasta Burgueira y desviarnos 1,6 km por la PO-3101 hacia Tomiño. Una vez pasemos Bonaval poco después encontraremos la desviación señalizada desde donde parte una pista de tierra. Desde Tomiño ascenderemos por la PO-3102 hasta Cristelos donde tomaremos a la izquierda la PO-3101 que nos llevará a Vilachán y poco después al cruce antes citado.

Una vez en el cruce seguiremos la pista que se puede recorrer andando (la mejor opción) o en vehículo teniendo en cuenta de que se trata de una pista de tierra y  depende de la época podría estar impracticable. Dejamos siempre a mano izquierda una extensa plantación de kiwis y tras 1 km y 100 metros llegaremos a nuestro destino.

Existen otras alternativas para llegar andando y todas ellas os las indicamos en el mapa de este post.

Pozas de Loureza

Río abajo se encuentran las denominadas Pozas de Loureza, zona de especial interés para el baño en épocas estivales debido a las piscinas naturales que se forman en este tramo de río.

Más fotos

Mapa – Localización

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Recibirás un correo para confirmar la suscripción