Monasterio de Bon Xesús de Trandeiras | GALICIA MAXICA


El monasterio de Trandeiras es de uno de esos bienes que luchan por sobrevivir al tiempo mientras se debate su futuro. Iglesia, claustro, cocina, sacristía dependencias, cuadras, locales, graneros y bodega se reparten los 1800 metros cuadrados del cenobio.


Aún así, sus restos han llegado hasta nuestros días y podemos admirar los claustros y los restos de las dependencias, como las cocinas, la sacristía, las habitaciones, las cuadras, los graneros y las bodegas, cubriendo una extensión de 1800 m2. La iglesia de una sola nave y cabecera poligonal fue reconstruída después de incendio de 1668 y ha llegado hasta nuestros días como iglesia parroquial.


Su portada no olvida sus orígenes góticos y se encontraba en sus orígenes cubierta. Antes del incendio el templo se cubría de madera a dos aguas, pero después del incendio se cubrió con una bóveda de cañón sobre arcos fajones. La capilla mallor se cubre con bóveda de crucería propia del siglo XVI. De admirar son las ruinas de los claustros y dependencias que se encuentran en estado de abandono. No debemos perdernos el jardín con el estanque, la pila, la fuente de piedra y la fuente excavada en la roca, donde se encuentra un canal subterráneo que lleva el agua hasta una pequeña piscina dedicada al regadío de los campos.

Su hermosa fachada se compone de una magnífica portada dividida por dos contrafuertes. Las arquivoltas se encuentran perfectamente decoradas con iconografía de la época románica. Adosada a la portada se construyó posteriormente el claustro del monasterio del que hoy solo quedan estos arcos adosados. En el interior de la iglesia se encuentran seplucros donde se enterraron caballeros de Santiago en el siglo XII.

Son de destacar las pinturas góticas que decoran el altar mayor y su posible riesgo de desaparición si no se toman las medidas oportunas. En él se representa al arcangel San Gabriel y la Virgen María. En la bóveda se representa a Jesús entre los reyes de la época, Juan II de Castilla, Maríad e Aragón y su hijo Enrique, futuro rey (Enrique IV). Estos frescos fueron creados para conmemorar el año santo xacobeo del 1434.

En interior de la iglesia es un magnífico museo compuesto de esculturas góticas y retablos de piedra de gran valor. Con suerte encontraremos a la persona que más sabe de esta iglesia, y no es otro que el párroco. El monasterio aledaño se encuentra deteriorado y en estado de abandono, por lo que no se puede visitar. Sin embargo su valor artístico no es muy alto.

Según la leyenda, la Virgen se apareció a un vecino en este lugar. Ella le dijo que debía construir aquí una iglesia para su advocación. Debió suceder allá por el siglo XIV o XV, pero no es hasta el XVI cuando se decide construir el convento, concretamente en febrero de 1520. Antes de acabarse ya habitaban en él unos monjes y un guardián. En el año 1668 el edificio fue pasto de las llamas, lo que propició su decadencia. Sin embargo no fue hasta la invasión francesa cuando se abandonó el convento. Estos destrozaron el monasterio y asesinaron a varios religiosos.

(Ver más fotos aquí)

MAPA – LOCALIZACIÓN

Información básica sobre Protección de Datos
Finalidad: Gestionar el envío de boletines por correo electrónico con información gratuita y sin publicidad, relacionada con los temas que se tratan en las web del dominio galiciamaxica.eu +info Legitimación: Consentimiento del interesado +info Destinatarios: Se comunicarán datos a wordpress.com para gestionar las suscripciones a la lista de correo como plataforma de envío de boletines por correo electrónico. +info Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en Galicia Máxica +info Responsable: Alberto Alonso de Dios (Galicia Máxica)+info

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *