Torre da Pena | GALICIA MAXICA

Xinzo es un municipio ourensán que se ubica en una amplia depresión tectónica, donde se encontraba antaño la mayor laguna natural de agua dulce que existió en España y en la península. En el año 1938 fue desecada por motivos de salud para los vecinos, pero sobre todo para uso agrícola ya que sus fondos acumulaban gran cantidad de lodos beneficiosos para la agricultura. Ya los romanos lo intentaron infructuosamente construyendo un gran canal de más de 20 km que desembocaba en la zona del río Limia donde se ubicaba el campamento romano del Aquis Querquennis. La desecación dejó al descubierto grandes y extensas llanuras .

Torre da Pena

Por esta zonas del Limia discurría la Via XVIII del itinerario romano, que unía Bracara con Asturica. . Estas zonas fueron escenarios de grandes batallas contra Almanzor y más adelante con las tropas portuguesas. La Laguna de Antela estaba vigilada por cuatro fortalezas: Pena, Sandiás, Celme y Porqueira.

La Torre da Pena es la que nos ocupa. Recibe también la denominación de Portelam de Sanctio Iohannis, Castelo de Portela de Pena o Castelo da Porteliña, Su situación estratégica hacia la laguna y su altura de la torre hizo que no fuera necesario construirla en un monte más alto de los que se encuentran en las cercanías. De hecho se eleva en un montículo de 747, existiendo muy cerquita otra loma que supera los 758 m y donde se ubica el vértice geodésico. Los montes donde se levanta dio nombre a la Torre, Alto da Pena, que se traduce como Alto de la Peña.

Es difícil concretar la antigüedad de la fortaleza. Algunos autores remontan sus orígenes hasta la época sueva y otros se van hasta el siglo XII, en el momento de las guerras entre Teresa de Portugal y Doña Urraca. Hay quién opina que se remonta al siglo XV, años antes de las revueltas Irmandiñas.
Lo más probable es que todas las teorías fueran ciertas y que sobre sus bases se asentaran incluso un castro, para más tarde establecerse alguna fortaleza alto medieval. Más tarde bien pudo ser aprovechada en la baja edad media para construir la torre defensiva.

Sin embargo, hay pruebas que ya en el año 1386 fue tomada por el Duque de Lancaster, cuando pertenecía a los Biedma. Más tarde pasó a los Monterrei, pero los problemas dinásticos entre los Condes de Monterrei y los Condes de Lemos empezaron un interminable pleito por su posesión. En el siglo XVIII, la torre fue abandonada, conservándose sólo la imponente torre.

La puerta a la torre se localiza a altura por lo que es imposible su entrada. Su conservación es buena y su planta cuadrada y su elevada altura hacían de ella un buen elemento defensivo militar. Apenas se puede adivinar otros restos más que la cantera próxima desde donde se extraía la piedra para su construcción.

Más fotos

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Centro de preferencias de privacidad