Ponte Bibei

Puente – Ponte Bibei

En Galicia muchos puentes de piedra son considerados como romanos e incluso muchos aún hoy se conocen y son denominados como “ponte romana”. Esto es debido a que su antigüedad se pierde en la memoria y nadie sabe bien sus orígenes. Puentes medievales e incluso del siglo XVIII, a veces se consideran también romanos.

Sin embargo esto dista mucho de la realidad. Bien es verdad que los romanos crearon muchas vías de importancia sobre territorio gallego y necesitaron de la construcción de muchos puentes para moverse por la complicada geografía gallega.

Puente romano del Bibei

A través de los siglos los puentes fueron desapareciendo y muchos otros sufrieron grandes modificaciones o necesitaron ser repuestos totalmente. Sin embargo, sólo dos puentes se salvaron y aguantaron el paso de los tiempos y casi no necesitaron grandes obras para su mantenimiento. Son el caso de Ponte Freixo y el puente de Ponte Bibei en donde ambos conservaron prácticamente toda la fábrica romana de origen. Ambos son claros ejemplos de la magnífica ingeniería romana.

Ponte Bibei

Ponte Bibei recibe el nombre por el río que atraviesa y lo hace en un estrecho valle conocido como Os Codos de Laroucos que hizo muy complicada la elección de la construcción del puente. Se sitúa en Terras de Trives, el lugar en donde se supone que podría haber existido la mansión de Nemetobriga. Los romanos eligieron para el paso de la vía XVIII, o vía 18, una zona donde las rocas afloraban a la superficie y la altura del río no superaba los 3 metros y su superficie era bastante uniforme. Normalmente los romanos no elegían los lugares por el paso de las vías sino que eran las vías las que se tenían que adaptar a las técnicas de construcción de los ingenieros romanos. No importaba que tuvieran que descender y ascender grandes valles ya que los romanos sabían que la distancia más corta entre dos puntos era la línea recta.

Por ello no daban rodeos y daba igual la orografía ya que de alguna manera la salvarían. Aquí la calzada tiene que describir grandes zig-zag para acomodarse a la superficie y descender el valle debido a que tenían que salvar un desnivel de 200 metros. El puente está construido íntegramente en granito y nos muestra tres vanos de desigual amplitud, tanto en anchura como en altura (6.09 m, 18,51 m y 8.77). Su altura máxima es de 23,3 y su longitud de 75,15 m. El ancho de sus pilas es de 4,20 metros. En cuanto a su anchura no envidia a los grandes puentes romanos ya que adquiere los 6,5 m, ancho necesario para el paso de las legiones romanas. Es de rasante plana como los puentes romanos originales. Los tajamares son triangulares aguas arriba aunque con el vértice redondeado. Estos terminaban sobre mesetas planas pero en 1861 con motivo de diversas obras se le añadió un sombrerete que se puede ver actualmente. En sus sillares podemos ver el opus quadratum ya que adquieren la forma típica almohadillada.

Río Bibei

La semejanza de Ponte Bibei con el de Alcántara y diversos hallazgos arqueológicos podría indicarnos que fue construido en tiempos del Emperador Trajano (114-119 d.c).

Miliario romano

Fue declarado Monumento Artístico Nacional el 3 de Junio de 1931, lo que no ha impedido 80 años después que por él sigan pasando toda clase de vehículos y que parte de sus pretiles sean de hormigón. En el siglo XX la N-120 que unía Vigo con Logroño usó sillares de la construcción para diversas obras en su recorrido.

El puente romano del Bibei es hoy un símbolo de la romanización de Galicia y uno de los elementos más importantes de toda la vía 18. Dos mil años contemplan estos arcos. Además del puente, podemos ver un conjunto de antiguos miliarios romanos en una de sus orillas y disfrutar del paisaje que forma el espectacular valle del Río Bibei.

Más fotos

Localización – Mapa

1 comentario en “Puente – Ponte Bibei”

  1. Alberto Valín Fernández

    Otro puente romano original desde su constucción está enclavado en un lugar ajardinado por el Concello de Arteixo. Está río abajo de la villa, justo en los terrenos occidentales del complejo de oficinas de Inditex. Tiene el tablero de lomo de asno. De los pocos puentes romanos con esta estructura que conozco. El tablero conserva la calzada original, erosionada por las milenarias rodelas. Es una pequeña joya arqueológica accesible para todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete solo con el correo electrónico!
Para descubrir nuestros nuevos lugares
Happy Galicia Máxica

Loading
Instagram ¡Síguenos también en Instagram!

Centro de preferencias de privacidad