Restos de la aldea de Trabazos

Trabazos, aldea abandonada | GALICIA MÁXICA

La aldea abandonada de Trabazos se localiza en la parroquia de Mourentán, en Arbo, a 100 metros de altitud, al este del profundo y sinuoso valle que aquí forma el río Deva. La aldea aprovechó una suave zona de la ladera de la montaña del Monte Peilán.

Restos de la aldea de Trabazos, en Arbo

A la aldea se puede llegar de varias formas. Una de ellas es andando siguiendo el Sendeiro Circular da Moura que sale desde el puente de Mourentán situado a unos 1.400 metros de este lugar. Otra forma más sencilla es por la carretera que viene desde San Xoán y que pasa junto al Monte Cabrón, en donde se ubica uno de los yacimientos más interesantes y más antiguos de la prehistoria de Galicia. También desde el norte desde el Pazo de Sande sale una estrecha carretera que nos llevará directamente paralelo al río Deva. La mejor forma de localizarlo es fijarse en la línea de alta tensión y que atraviesa el valle, pues la aldea está justo debajo de ella.

Interior de una de las casas

Se trata de los restos de un conjunto de una docena de casas repartidas junto al antiguo camino que desciende el valle. La ausencia de caminos asfaltados, electricidad, saneamiento y la estructura de las casas nos indican la antigüedad de las casas cuyo origen serían posiblemente los siglos XVIII o XIX. Sin embargo en las imágenes del vuelo americano de 1956-57 se puede ver aún actividad agrícola en la zona así como alguna vivienda que parece intacta.

Casa abandonada

Los incendios del año 2016 que arrasaron Arbo dejaron muy mal herido este lugar que se encuentra en muy mal estado y muchas de las paredes y muros se han venido abajo recientemente. Además la nueva vegetación sobre todo de acacias ocultan muchas de las casas haciendo imposible observarlas más de cerca.

Se trata de pequeñas viviendas la mayoría de dos plantas en las cuales la de abajo se utilizaba posiblemente para ganado y bodegas. El piso era de madera y viendo los restos esparcidos de este material su cubrición era de teja.

En su interior no queda nada y os recomendamos no entrar en su interior pues sus muros son frágiles y amenazan caída con el consiguiente riesgo que ello conlleva.

En la orilla opuesta del río y defendido por el meandro del Deva se localizaba el castro de Valouta que se encuentra totalmente tapado por eucaliptos.

Más fotos aquí

Mapa – Localización

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica