Puente de San Xoán de Mourentán | GALICIA MAXICA


(Más fotos aquí)

A poco menos de 1 kilómetro de la desembocadura sobre el río Miño, el Deva es cruzado por un antiguo puente secular. Hablan las historias de su origen romano ya que es posible que la comarca fuera atravesada por una vía que seguiría el Miño desde Tui hasta Ribadavia. De esta época no vemos nada y sobre este posible pasado solo sabemos especulaciones. Lo que sí sabemos es del paso de un viejo camino Real que seguía el mismo recorrido y unía Tui, Arbo y Ribadavia.

El puente actual es posiblemente del siglo XVIII, época en la que fueron muchos los pasos reconstruidos para acelerar un comercio pujante y que desde estas comarcas distribuían uva, vino y otros productos hacia las ciudades costeras.
Se trata de un puente de un solo ojo ligeramente apuntado de unos trece metros de largo y unos 6 metros de luz. Sus bases se apoyan sobre un lecho rocoso en un estrechamiento que forma el río en este lugar. En los sillares del arco podremos ver una serie de cruces inscritas que nos dan a entender la función del puente en ritos paganos de fecundidad.
Junto al puente existen dos elementos arquitectónicos dignos de mencionar. En un margen tenemos un gran aserradero hidráulico posiblemente de finales del siglo XIX y que hoy se encuentra totalmente reconstruido. Se le conoce como Muíño da Señorina. En frente y apoyado al puente se conservan las ruinas de un viejo molino harinero de dos muelas.

Antes del puente una presa mantiene las aguas del Deva para formar una magnífica playa fluvial y área recreativa. Al puente se le conoce como Ponte romano, Ponte Vella o Puente de San Xoán de Mourentán.
Como muchos pasos de nuestra geografía el puente fue escenario de una gran batalla entre el ejército francés y los vecinos que fueron derrotados por el gran número de soldados enemigos. Aún así, la resistencia fue heroica. Una placa sobre un monolito nos recordará dicha batalla acaecida en el 1809.

Localización – Mapa

Deja un comentario