Central hidroeléctrica Fábrica da Luz

Ruinas – Fábrica da Luz de Portomarín

Casi todos sabemos que la aldea de Portomarín, paso obligado para los peregrinos que recorren el camino francés, fue uno de los pueblos que en los años 60 tuvo que ser trasladado a una zona más alta debido a la construcción del embalse de Belesar y el posterior anegamiento del valle del Miño.

Algunos de sus edificios históricos también fueron reconstruidos piedra a piedra. Uno de los más emblemáticos fue la iglesia de San Xoán, que se encontraba a orillas del río Miño.

Sin embargo, hubo muchas construcciones que no podían ser recuperadas ya que su valor y su situación no lo permitía. Era el caso de los molinos, caneiros y otras pequeñas edificaciones que aprovechaban el agua y la riqueza que les aportaba el río.

Molino

Otro de los edificios que quedó olvidado y por lo tanto sumergido en el fondo del agua, fue una antigua central hidroeléctrica, la Fábrica da Luz de Portomarín.

Portomarín y la iglesia de San Xoán

Por lo general, los restos de este gran molino destinado a la producción de electricidad no se pueden ver, ya que el nivel del agua normalmente no lo permite. 

Canal de agua

Sin embargo, hay temporadas que el nivel del embalse de Belesar baja considerablemente, ya sea por obras en la central de Belesar o por una excesiva producción de electricidad. Si a esto le unimos épocas de sequía, los restos de la antigua central hidroeléctrica de Portomarín salen a la luz, así como muchas de las otras construcciones y restos de viviendas. ubicadas en el cauce y a orillas del río Miño.

Cruz de protección

En nuestra visita de agosto de 2022 pudimos llegar e incluso entrar en el antiguo molino de A Fábrica da Luz.

Poco os podemos decir de ella de momento. No sabemos su cronología, aunque debiera ser del primer tercio del siglo XX y su función sería abastecer de electricidad a Portomarín.

Tampoco sabemos si estuvo en uso hasta la construcción de la presa de Belesar, ya que posteriormente sería sumergido por las aguas embalsadas del río Miño.

Interior del molino

Esta gran construcción tiene tres entradas de agua y es por ello que no sería de extrañar que fuera también molino harinero u otras funciones. El agua sale por un gran inferno compuesto por un arco de medio punto. De destacar es una cruz labrada en la entrada en señal de protección, hecho similar y común en muchos molinos harineros en Galicia.

Creemos y se nota que el molino está divido en dos partes, probablemente de distinta época. La más exterior hacia el río parece más moderna y es probable que albergara la turbina de la central hidroeléctrica. 

El agua llegaba hasta las turbinas por un gran canal construido con losas de pizarra y hormigón en su tramo final. En la actualidad se aprecian los fantasmales restos de los árboles que crecían en estos muros. El molino estaba provisto de tajamares para evitar la presión de la corriente sobre la fachada.

Se nota también que los usuarios de la central eléctrica o del molino debían pasar tiempo en él, ya que la planta de arriba mantiene restos de la chimenea.

Poco más os podemos decir. Si conoces algo de su historia estaríamos enormemente agradecidos que pudieras compartirla con nosotros y así recordar el pasado de la Fábrica da Luz de Portomarín.

Más fotos

Mapa – Localización

3 comentarios en “Ruinas – Fábrica da Luz de Portomarín”

  1. ¡Cuánta historia sumergida y olvidada! Siempre es un placer ver los sitios por los que andáis. Por cierto, en el río Arnoia (Allariz) hace años, vi un molino bastante parecido a éste que aún conserva unos grandes engranajes en su interior; supongo que también serviría para producir electricidad. Si os pasáis por allí podéis echarle un vistazo, es un sitio encantador con una playa fluvial, otros pequeños molinos junta a algún que otro pasal. Saludos y ¡muchas gracias por vuestra labor!

      1. Pues es cogiendo la OU-102 entre Xunqueira de Ambía y San Xillao. Desde la playa fluvial (recuerdo que había una señal), empieza el camino que lleva primero a un molino pequeño con un pasal y caminando se llega al que os digo. Yo tengo fotos de hace años del interior que si queréis os las paso sin problema porque a saber cómo está ahora el pobre. Era muy curioso porque de un único eje del rodicio, había una rueda dentada que hacía que se moviesen otras dos…o algo así recuerdo. El sitio merece la pena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Centro de preferencias de privacidad