Embalse de Belesar | GALICIA MAXICA


(Más fotos aquí)

Este momumental embalse es otra de las grandes obras hidroeléctricas que el régimen franquista realizó y que cubrió de agua grandes extensiones de valles en Galicia y hoy forma parte del paisaje de la mítica Ribeira Sacra en esta provincia. Se construyó en el año 1963 sobre el río más grande de Galicia, el Río Miño. El nombre del embalse viene dado por la parroquia que se encuentra 4 km río abajo denominada Belesar. La parroquia de Chantada donde se ubica la presa que une los concellos de Chantada y O Saviñao se conoce como San Fiz de Asma, por eso quizás, sus creadores no quisieran utilizar el nombre para el embalde de esta bella parroquia, por miedo a denominarlo el Embalse de Asma. Además de estos municipios el pantano anegó extensiones correspondientes a los concellos de Taboada, Paradela, O Páramo, Guntín y Portomarín. Ocupa una extensión de 2000 ha y su agua empieza a detenerse a 50 kilómetros río arriba. El muro de hornigón tiene una altura de 133 metros y una longitud de casi 350 metros. Por eso y su capacidad que llega a los 654,5 hm3 lo convierten en el embalse más grande de Galicia.


La construcción del embalse supuso una reactivación del municipio de Chantada debido al empleo causado en su día y a la gente venida desde fuera que haría de Chantada su lugar de residencia. Para la construcción del embalse se trajeron desde Añorga (Guipúzcua) 245.000 toneladas de cemento Portland en trenes con una capacidad de carga de 600 toneladas diarias. Sin embargo La presa es obra del ingeniero Luciano Yordi de Carricarte y el edificio de control lo diseñó Juan Castañón de Mera. La inundación del valle supuso la desaparición bajo las aguas de la villa mítica del Camino de Santiago de Portomarín, la cual fue levantada ladera arriba. La iglesia de San Juan que se encontraba a orillas de Miño también fue trasladada. También supuso la desaparición de zonas arqueológicas de importancia, como el conocido Castro Candaz, ciudad castrexa y futura fortaleza altomedieval.


Sin embargo el vaciado premeditado en el año 2010 hizo aflorar los restos de esto y otras maravillas ocultas durante más de cincuenta años, como las ruinas del viejo poblado de Portomarín y sus puentes. La central hidroeléctica es gestionada por Unión Fenosa y cuenta con una potencia de 227 MW. El vaciado del 2010 fue debido a obras que duraron casi tres años con la finalñidad de dotar a la central de más potencia. Las obras consistieron en la construcción de dos grupos con capacidad de generar 10,4 megavatios cada uno y que se situaron en el interior de un macizo montañoso junto a la presa que aprovechó un antiguo túnel de obra que fue abierto cuando se construyó el embalse.

Localización – Mapa

Deja un comentario