Presa de Vincios o de A Garrida (Antiguo embalse)| GALICIA MAXICA

En las estribaciones de A Serra do Galiñeiro, dos kilómetros más abajo del Embalse de Zamáns, a los pies del polígono industrial de A Pasaxe, en A Garrida, las aguas del río Vilaza son de nuevo embalsadas por una antigua y abandonada presa que se encuentra en el más absoluto de los olvidos. Se encuentra por debajo del cruce de la carretera de Porriño-Gondomar con el río Zamáns o Vilaza. A un lado se encuentra el tramo antiguo de carretera que conserva el antiguo Puente de O Cacheiro.

Cicuenta metros más abajo se encuentra el viejo azud que retiene las aguas del Vilaza. Se trata de una pequeña y vieja presa de hormigón de una altura de unos tres metros. Las compuertas metálicas dejan paso al agua que el gran embalse de Zamáns permite. Se mantienen en pie unas viejas instalaciones tapiadas que encierran un antiguo túnel por el que discurre un canal de agua y un paso subterráneo.

En una revista de Obras Públicas de 1897, en un artículo de F. García Arenal, se cuentan los dos proyectos para la traída de agua para la ciudad de Vigo. El rápido aumento de la población a finales del siglo XIX hizo necesaria la planificación de proyectos para dotar de agua a la cuidad. Se construiría un depósito en el Monte do Castro, el punto más elevado de Vigo (80 m) lo cual facilitaría la presión en la distribución. Uno de los proyectos sería la captación de las aguas provenientes de los manantiales de la Pedanía de Bembrive, así como del Río Eifonso. Estas aguas eran muy limpias y su consumo no pasaría por ningún proceso de filtración. Otro proyecto ligeramente más costoso (entre los dos había una diferencia de 100.000 ptas) consistía en la captación de agua del río Vilaza, en Zamáns.

El problema era que las aguas en temporadas podrían ir turbias, además de que pasarían por terrenos abiertos y por lo tanto necesitarían un proceso de filtración. Otro inconveniente, aunque no era obra difícil, sería la necesidad de la construcción de un túnel de 1.771 m. Por lo que sabemos el depósito del Castro se construyó en 1903 y la captación de Bembrive también, así que el otro proyecto fue descartado y realizado más adelante, con la creación de la comisión de aguas. Sin embargo la captación del Río Villaza no se realizadó hasta 1941. Para ello se construyó una presa y el Túnel de A Garrida que conducía las aguas hasta la Etap de Valladares, desde donde se enviaban hacia los depósitos del Monte del Castro. Esta obra incrementó el abastecimiento de agua en 100 l/s. En las mismas obras también se construyó un tubo de hierro fundido a su paso por la parroquia de Valladares.

En 1960 se construyó río arriba el Embalse de Zamáns que utilizaría nuevas canalizaciones, con lo que dejaría obsoleta y casi sin utilidad esta abandonada presa.

Advertimos de los posibles peligros que conlleva el acceso a estas instalaciones, pues se tratan de edificios y construcciones abandonadas, casi sin mantenimiento. Por lo tanto si decidimos acercarnos deberemos extremar las precauciones. No olvidemos que el río Vilaza fue utilizado desde hace décadas por la fuerza de sus aguas. Prueba de ello son los interesantes molinos que se encuentran río arriba y entre los que destaca el Muíño das Maquías.

(Más fotos aquí)

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica