Foxo do Lobo de Campo | GALICIA MAXICA

Si en la actualidad el hombre es un peligro y una amenaza para el Canis Lupus (el lobo), en los siglos anteriores era el lobo el que representaba una amenaza para el hombre. Es difícil de comprender, pero hoy el hombre los mata por diversión e incluso hay quién dice que por deporte, a pesar de que su población sea muy escasa y de que haya desaparecido de casi todas las sierras gallegas. El lobo es un animal protegido, pero la excusa de que ataca al ganado es un motivo para que los cazadores organicen batidas para su caza. Es verdad que hay ataques a ganado en la actualidad, pero son tan escasos que algún organismo competente debería tomar cartas en el asunto e indemnizar debidamente a los ganaderos.
En épocas pasadas, los lobos vagaban libres por las sierras y la poca seguridad del ganado provocaba que fueran muchas veces atacadas por los cánidos. Esto y seguramente una superpoblación de lobos hizo que el hombre tomara medidas ya desde épocas medievales. Para ello se construyeron multitud de recintos llamados “foxos de lobos” repartidos por toda Galicia. Para ello se aprovechaban las laderas de las montañas en las sierras.

Foxo de lobo de Campo, Covelo

Se trataban de recintos normalmente en forma de “V” hechos por piedras que formaban altos muros y que conducían hasta el vértice, en donde había un recinto, normalmente circular, que era provisto en su fondo de palos en punta y otros objetos mortales para el lobo. Se solían organizar batidas cierto día de la semana. Los lugareños se juntaban y emprendían camino hacia la sierra provistos de objetos que al chocar provocaran ruidos que asustaran al lobo y así poder conducirlos hasta el recinto en forma de “V”. Una vez allí, el lobo no tendría escapatoria y o bien era aniquilado o conducido hasta el foso donde caían y morían.
Aquí, en Covelo, existe una muestra de foxo parcialmente reconstruido. Se localiza en la Serra do Suido, a muy escasos metros del límite con el concello de Fornelos de Montes, en un lugar conocido como Os Foixos (930 m), en honor a esta estructura. Este foso además presenta una característica muy curiosa en su estructura, pues tiene un muro que divide la “V” en dos. En su vertiente Este el muro del foso está acabado con un chozo, que es una pequeña construcción de piedra que era utilizado desde tiempos inmemoriales como refugio de pastores. Los muros laterales tienen una longitud que supera los 100 metros y el central alcanza los 40.

(Más fotos aquí)

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Foxo do Lobo de Campo | GALICIA MAXICA”

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica