Os Carranos Aserardero

Aserradero de Os Carranos | GALICIA MAXICA

Existe en un lugar de Covelo un conjunto de construcciones al lado del rego Vixiáns y el Rego do Breixo cuya finalidad era aprovechar la fuerza del agua para poder mover las maquinarias que usaba un aserradero hidráulico. Es el aserradero de Os Carranos. Su antigüedad se remonta casi a los cien años, a 1922, ya que fue construido a la par de la hidráulica de Chicoreiras, central que producía la luz para el entorno. El edificio original fue construido en piedra sobre la misma roca, aunque años más tarde fue reedificado en ladrillo. Existen cuatro edificaciones: el aserradero, un sequeiro (secador), una pequeña forja y un almacén. También se conserva un pequeño horno y los raíles para el transporte de madera.

Aserradero de Os Carranos
Una de las funciones principales del aserradero era la de la construcción de carros, de ahí el topónimo, ya que incluso se realizaba la forja del metal que usaban los antiguos carros. Además se emplazaba en una importante vía de comunicación que enlazaba con Ourense, por lo tanto, al aserradero no debía faltarle trabajo.


Un pequeño embalse retiene las aguas del río Vixiáns y las conduce por un canal hasta las compuertas de la gran noria de madera, hoy reconstruída, a la cual se accede por unas escaleras labradas en la propia roca. El agua movía la noria que a su vez hacía girar los engranajes y mecanismos para mover el conjunto del aserradero. La noria actual es la tercera que se construye y tiene un diámetro de 6 metros. Una de las correas de lona que se conservan es la original, de 1922.

El aserradero es hoy un museo y su entrada debe ser concertada. Por un módico precio se podrá disfrutar de la maquinaria en funcionamiento como lo hacía hace casi cien años.


(Más fotos aquí – año 2018)

(Más fotos aquí – año 2014)

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica