Petroglifo de O Coto

Petroglifo y lagar rupestre de O Coto

La parroquia de Santa Cruz de Arrabaldo se localiza en la unión de los ríos Miño y Barbantiño, un lugar privilegiado que antaño fue un importante nudo de comunicación.

Precisamente ese localización fue clave para que la controvertida autovía AG-53 partiera en dos la parroquia de Arrabaldo a mediados de la primera década del siglo XXI. En la actualidad, Arrabaldo,  pertenece al concello de Ourense, pero hasta el siglo pasado era parte de un concello desaparecido llamado Canedo y que fue fusionado al de Ourense.

Autovía AG-53

El lugar de este artículo tiene que ver con la historia, con la tradición vinícola de la comarca de O Ribeiro y con antiguos límites administrativos.

Fue un vecino y conocedor del lugar, Moncho Somozas, quién nos llevó a localizar varios de los lugares que nos ocupan, ya que sin su ayuda sería imposible localizarlos. A él le agradecemos este artículo y estos lugares que añadimos a la web.

Petroglifo de o Coto

En primer lugar fuimos en busca de un formidable petroglifo milenario, el petroglifo de O Coto. Las obras de la autovía provocaron que la piedra en donde fueron grabados hace unos 5000 años fuera movida y hoy la veremos junto a una pista de tierra.

Búho

Nos cuenta Moncho, que hay quién ve una lechuza o un búho en estos grabados. Ya sabéis, la interpretación de los petroglifos es aún muy discutida y nada parece concretar su significado. El petroglifo de O Coto está formado por varias “coviñas” y varios círculos concéntricos con relleno de líneas radiales.

Lagar rupestre de o Coto

El siguiente lugar no está muy lejos de este petroglifo, pero sin la ayuda de Moncho nos sería imposible localizar. Para encontrarlo es preciso hacerse camino entre silvas y acacias y de seguir así su acceso pronto será muy complicado.

Estamos en O Ribeiro, tierra de vides, tierra de buen vino desde épocas inmemoriales. Vino que fue exportado hasta fuera de la Península ya en siglos pasados. Por eso, no es raro localizar restos de bodegas y lagares del siglo XVIII en esta comarca. 

Lo que no es tan común es encontrar un lagar rupestre como el que aquí veremos. Lástima su estado, lástima que las hierbas nos tapen gran parte del conjunto de la piedra en donde se asienta.

Sobre su cronología, comentar que no está aún muy clara. Algunos hablan de que el vino ya era conocido por los galaicos y los pobladores castrexos. Otros que hasta la llegada de los romanos jamás habíamos probado el vino. Aunque parece clara su utilidad para la prensa de la uva teniendo en cuenta su localización dentro de O Ribeiro, hay quién insinúa que podría ser incluso un lagar de aceite.

Marco divisorio de Canedo

Ya es bien sabido que desde hace siglos se emplearon marcas naturales y lugares históricos para crear los límites de las parroquias y concellos. Así pues, fueron en parte grandes rocas, ríos, petroglifos, mámoas y otros los responsables de las divisiones territoriales.

Marco divisorio de Canedo

El lagar rupestre de O Coto fue uno de ellos, pero no bastó con las marcas de este, sino que junto a él se grabó en una roca la cruz divisoria con las iniciales de los tres concellos que dividió: La “A” de Amoeiro, la “P” de Punxín y la “C” del desaparecido Canedo.

El muro

A unos metros del lagar rupestre veremos un rústico muro de piedras bien hecho y de una cantería aceptable, no muy propia de los muros de cierre de fincas que vemos en toda Galicia.

Muro

Lo más curioso de este, es que sigue la marca divisoria de los concellos de Ourense o quizás Canedo y de Punxín. Es un muro largo, pero desconocemos hasta dónde llegaba realmente.

Vistas

Por toda la zona disfrutaremos de unas buenas vistas del valle del río Barbantiño y del concello de Punxín, en el cual sobresale la iglesia de Santa María.

Al fondo y sobre las montañas veremos la silueta del mítico castro de San Cibrán de Lás y el monte de San Trocado, en donde también hubo un castro.

Más fotos

Mapa – Localización

2 comentarios en “Petroglifo y lagar rupestre de O Coto”

  1. San Torcuato, San Trocado o San Torcado es un monte de referencia en ese tramo del valle del río Miño. Su cumbre está a medio camino, aproximadamente, entre la citania de San Cibrao das Las (Lámbrica) y el gran poblado de O Castelo de Laias, el primero hacia el lado norte y el segundo en la ladera sur. En la cumbre hai una capilla, un pequeño castro y restos de cultos precristianos con evidencias de antiguas observaciones astronómicas vinculadas con el nacimiento y la puesta de Sol en los solsticios.
    “San Troncado” no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *