Adegas de Medelo en Arrabaldo

Bodegas – Adegas de Medelo (Ruinas)

Nos encontramos en una de las zonas de Galicia que más arraigada tiene la cultura vitivinícola, O Ribeiro. Desde hace siglos se ha forjado una intensa relación que ha sido clave para el desenvolvimiento y el desarrollo de esta comarca. La historia de O Ribeiro no se entendería sin la cultura de la vid y el vino.

En siglos pasados, el vino de O Ribeiro, era aclamado en medio mundo, desde las ciudades burguesas y centros religiosos de Galicia, hasta las grandes urbes de Inglaterra. El vino provocó un intenso comercio local e incluso internacional, lo que llevó, como dijimos, a un buen desarrollo comarcal.

Piedra lagar

En esta ocasión vamos a conocer un lugar directamente relacionado con este mundo del vino, pero por desgracia no podemos decir que sea un ejemplo vivo de esa pujante época de la historia. 

Estamos en el desaparecido concello de Canedo, el cual fue fusionado con el de Ourense en 1843. Canedo ocupaba una privilegiada posición entre los valles del río Barbantiño y el Río Miño, siendo de paso obligado hacia Ourense y hacia Santiago. 

Lagar
Lagar

Como toda la comarca de O Ribeiro, Canedo, era una importante zona de cultivo de vid y producción de vino. Por eso, muchas de sus laderas estaban modificadas con los característicos socalcos de estas zonas. Incluso el vino era producido en pequeñas bodegas y lagares tradicionales situados en las proximidades de las vides.

Por los avatares de la historia muchas de estas zonas agrícolas se abandonaron y se dejaron ir, provocando que la naturaleza y el paso del tiempo hicieran el resto. De esto trata este post, de bodegas y lagares centenarios abandonados.

Uno de estos ejemplos lo tenemos en una de las empinadas laderas del valle del Regato do Val, al norte de la actual parroquia de Arrabaldo, muy cerquita ya de Trasalba en Amoeiro.

Este lugar de Medelo es uno de esos que pasaría desapercibido y desaparecería si no fuera por gente que intenta que la historia del lugar no se muera y aún así corre grave peligro si lo dejamos ir.. Por nuestra cuenta nunca lo encontraríamos, llegar hasta él no es sencillo y se convierte en una odisea si no lo conoces, no hay rutas, no hay sendas que nos lleven hasta aquí. Los antiguos caminos de antaño que gran tráfico soportaban, se encuentran taponados por la vegetación y si no fuera por el bosque de carballos que cobija esta zona ya no quedaría nada en pie.

Por suerte, Moncho Somozas, un vecino comprometido con el patrimonio de Arrabaldo, nos invitó a conocer este lugar perdido en esta empinada ladera y sería él quién nos llevaría hasta allí. 

El objetivo era conocer los restos de la aldea y las antiguas bodegas centenarias de Medelo. Ni más ni menos que una docena de bodegas de piedra que aún guardan en su interior gran parte de los artesanales lagares de piedra que producían el vino en la antigüedad.

Nos cuenta Moncho, que estas bodegas de Medelo eran particulares, y que tenían que pagar el diezmo al Priorato – Granxa de Sta. Cruz de Arrabaldo, que a su vez pertenecía al monasteiro de Oseira.

Tan solo dar una vuelta por el lugar y te darás cuenta de lo que allí hubo en su día. Caminos empedrados, lagares, diversas piezas diseminadas de las bodegas que aprovechaban la roca, casas abandonadas… 

Una pena, una gran pena, ver como este patrimonio se cae y desaparece lentamente en el olvido. Por suerte, aún queda gente que valora el pasado de Galicia y a ellos le debemos en parte que aún se conserve.

Las bodegas no es lo único interesante de la zona ya que los alrededores guardan secretos aún por desvelar, como el Penedo dos Mouros, un alto muy cerca de aquí.

Si queréis conocer el lugar, lo mejor es que nos escribáis y os pondremos en contacto con la persona adecuada, pues llegar a los restos de las bodegas de Medelo no es nada sencillo.

Más fotos

Mapa – Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *