Mirador del Monte de San Roque

Monte de San Roque en Viveiro

En la parte más septentrional de los Montes do Buio, encontraremos un alto que se eleva hasta los 453.3 m, es el Monte de San Roque, localizado dentro del concello de Viveiro.

No es un monte cualquiera, es un lugar mítico y legendario para todos los habitantes de la comarca. Además, la panorámica que desde allí se divisa seguro que no te dejará indiferente.

Playa de Covas

Son varios los lugares de interés que podremos conocer si subimos a este Monte de San Roque y entre ellos está el mirador, la ermita, A Cova do Santo y todo el área recreativa que forma este lugar.

Banco del monte de San Roque

Mirador del Monte de San Roque

El mirador es una de los lugares más salientes de la zona, ya que desde él tendrás las mejores vistas de la Ría de Viveiro que forma el Río Landro o Landrove. Desde aquí podrás ver, la misma villa de Viveiro, el puerto de Celeiro, las playas de Covas, Sacido, o Abrela, las islas de Illa Coelleira, Gaveira, la archiconocida punta del Fuciño do Porco e incluso Estaca de Bares.

Ría de Viveiro y puerto de Celeiro

Ermita de San Roque

Junto al mirador, tenemos la ermita de San Roque. Es una sencilla construcción con una fachada austera, en donde veremos un relieve de San Roque y una espadaña con campana que corona la fachada.

Ermita de San Roque en Viveiro

Cuenta que su origen se remonta a finales del siglo XIV, pues sabemos bien que la devoción al santo de San Roque se pierde en Viveiro desde hace siglos. Parte de esa devoción se pierde en las épocas de la peste, una enfermedad que hizo estragos entre la población de Viveiro en el siglo XVI. Es a finales de este siglo, 1598, cuando Viveiro se acoge a la advocación de San Roque. Sin embargo, no tenemos referencias de la capilla hasta el siglo XVII. Fue restaurada finalmente en el año 1963.

En las proximidades de la ermita de San Roque y del mirador, hay un cruceiro e incluso un hórreo tradicional.

Cova do Santo

Por debajo del mirador existe una gran roca que forma una cavidad bajo ella. Esta cueva es parte de una de las leyendas del Monte de San Roque.

Cova do Santo

En el siglo XVI, Viveiro y la comarca sufren una gran pandemia de peste, trayendo dolor y enfermedad a la ciudad. Gonzalo de Velaira fue uno de los supervivientes y quiso subir hasta el Monte de San Roque para respirar aire puro. Allí se encontró una cueva entre las piedras en donde había un hombre que parecía extranjero con su perro.

Este animal lamió las heridas de Gonzalo y aquel extraño hombre humilde le dijo que su nombre era Roque. Hablaron de la situación de la peste y Roque le cuenta que deben rezar para que cambie la situación. El santo invoca una oración mirando cara a Viveiro y se marcha con su perro hacia el Penedo do Galo.

San Roque en su cueva

Al bajar, Gonzalo se da cuenta que todo había cambiado, que la gente celebraba el final de la peste y de la enfermedad. Contó su historia y por ello San Roque fue nombrado copatrono de la villa de Viveiro desde aquella.

Viveiro

En la actualidad en la pequeña cueva existe una figura de San Roque que nos recuerda el suceso legendario. La cueva fue puesta en valor en el año 2018, por parte de la Comunidade de Montes de San Roque, ya que se encontraba tapada por las hierbas y sin acceso.

Mirador de San Roque

En las fiestas de San Roque, el 16 de agosto, son muchos los romeros que suben andando hasta el monte para celebrarlo.

Fuciño do Porco

Área recreativa y parque infantil

En el Monte de San Roque encontraremos una buena área recreativa, con merendero y parque infantil.

Más fotos

Mapa – Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad