Ola do Cenza

Cascada – Fervenza da Ola do Cenza

El Diccionario de diccionarios nos habla que la palabra “ola” se puede referir, entre muchas acepciones, a los remolinos de agua formados por los ríos. Y aquí, en la Fervenza da Ola do Cenza de Vilariño de Conso seguro que se producen estos fenómenos.

Con esta imagen os daréis cuenta de la magnitud de la Ola do Cenza

Esta gran cascada se localiza en el concello de Vilariño de Conso, en la parroquia de Castiñeira, aunque para ver parte de ella podremos entrar desde esta o desde Vilariño de Conso.

Poza do Cenza

El río Cenza, también llamado Conselo, se forma con varios riachuelos que nacen en A Serra de Queixa y que forman el embalse de Cenza. A partir de ahí y con un caudal reducido, forma el límite entre las parroquias de Chaguazoso y Castiñeira. 

Antes de llegar a Vilariño de Conso y entregar sus aguas al Río Conso, forma un estrecho valle y tiene que salvar un desnivel de más de 100 metros en tan solo 300 metros lineales, lo que provoca la formación de enormes saltos de agua que forman la Fervenza da Ola do Cenza.

Existen pasarelas y escaleras de maderas que llegan hasta diversos miradores desde los cuales podremos admirar esta espectacular cascada, que sin duda, se encuentra entre las más altas de Galicia, aunque no de un solo salto, sí por su desnivel.

Mirador Ola do Cenza

Desde arriba, junto a una cantera de piedra abandonada, comienza una de las pasarelas que nos llevarán a varias pozas y a un mirador desde el cual podremos ver esta cascada de Vilariño de Conso desde su parte más alta.

Podremos entrar también por Vilariño de Conso, aunque mucho ojo, deberemos dejar nuestros vehículos en el pueblo, ya que el camino se estrecha mucho y al final dar la vuelta es más que complicado. Será poco más de 1km por una pista sin desnivel. Una vez llegamos a unos prados del valle, deberemos adentrarnos en el bosque y seguir las señales y el sonido del río para dirigirnos hasta las escaleras de madera que nos conducirán a la Fervenza da Ola do Cenza en su parte baja.

Sin embargo y por experiencia, os recomendamos su visita en otoño o invierno, pues en la época de nuestra visita el verde follaje nos impedía prácticamente cualquier vista de la cascada desde este mirador. Existe otro mirador en la subida a las pasarelas, el de A Poza da Moura, pero como dijimos, tampoco pudimos ver mucho de esta poza.

Esto y su poco caudal, hace plantearnos si realmente merece la pena buscar el mirador de abajo. Sin embargo el hermoso paisaje del valle que nos llevó hasta aquí nos regalan la recompensa.

Como decimos, en época de lluvia tiene que ser un verdadero espectáculo.

Como curiosidad diremos que algún mapa muestra que el río que forma la cascada es el Río Conselo y que el Regato da Cenza sería un pequeño afluente de este.

La Ola do Cenza desde el mirador de arriba
Cantera abandonada

Más fotos

Mapa – Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.