Monasterio de Sta. María de Xunqueira de Espadanedo | GALICIA MAXICA


(Más fotos aquí) 

Situado en la Ribeira Sacra a más de 650 m de altura, el monasterio de “montaña” de Santa María de Xunqueira data del siglo XII, de estilo original cisterciense. También se le conoce a veces como “de los monjes bernardos”. Fue fundado en el año 1150, por los monjes agustinos, aunque pocos años después paso a manos del orden del cister. Así pues estuvo directamente vinculado a la abadía francesa de Clairvaux. A lo largo de la historia ha sufrido numerosas ampliaciones y modificaciones de estilo, además del románico, renacentista, barroco y neoclásico. En el año 1170, debido a la proximidad del monasterio de Montederramo y bajo el mandato del rey Fernando II, pasa a depender de este monasterio, por eso siempre se mantuvo en un segundo plano. En esta época con los monjes cistercienses, se inició la construcción de la iglesia románica.

Ya en el siglo XVI, en el año 1546 pasó a depender de Castilla. En este mismo siglo se construye el claustro reglar. Más tarde fue construída la fachada principal de estilo barroco. En el siglo XV sufre una ligera decadencia como le sucedió a la mayoría de los monasterios gallegos. El templo estuvo habitado hasta el año 1835, cuando Mendizabal emprendió la desamortización. Justo después pasó una parte a manos municipales y otras a manos privadas. Esto llevó a un estado de abandono que provocó la ruina de algunas partes del recinto.


Claustro

Una de las partes más interesantes del conjunto es la iglesia románica de sillería que conserva en parte su aspecto inicial austero, como era costumbre en la orden del cister. Es de planta basilical dividida en tres naves de 30 m de largo, en donde la central es más ancha que las laterales. Los muros laterales están recorridos por contrafuertes entre los que se sitúan unas ventanas.
De la antigua fachada románica no ha quedado nada, ya que fue sustituída en 1801 por otra más sencilla de estilo barroco y tendencias neoclásicas. Encima del frontón se levanta el campanario de dos cuerpos (cuadrangular y circular) . La actual puerta es adintelada y sobre ella veremos a San Bernardo. En los laterales sí se conservan las antiguas portadas. La puerta norte, que se conserva mejor, está ciega, y se sitúa bajo unos canecillos. La sur está camuflada bajo el piso del claustro. La cabecera es triple y semicircular, con el ábside central más grande. Aquí aparece una puerta cegada de estilo renacentista que daba acceso a una capilla, la cual fue derribada más adelante.

La cubierta es de madera a doble vertiente, apoyada sobre arcos fajones apuntados que descansan sobre ménsulas.

La austeridad del cister provocó la ausencia de grandes motivos decorativos en su interior, excepto algunos capiteles labrados con motivos vegetales.

El altar es también de estilo románico, y en su interior se encuentra el retablo manierista realizado por el orensano Juan de Angés en el año 1594. En él se reprensentan las cruces de Calatrava y Alcántara y el escudo de la congregación de Castilla. Destacar el óculo por el que entra la luz que se encuentra encima del altar. También se representa escenas de la vida de Jesús y la Ascensión de María. Este gran escultor conocido como “el Mozo”, también participó en la catedral de Ourense. Se conserva un sepulcro con una estatua yacente del siglo XVI perteneciente a Don Payo Yañez de Abelenda, que se dice que fue enterrado con su espada de plata.

Después de la entrada se pueden observar dos retablos que representan la Visitación y la Transfiguración (XVII), con figuras de San Marcos y San Blas. También veremos la antigua gran reja de madera que separa la entrada del cuerpo del templo. En el techo de la entrada podremos ver unas caricaturas pintadas sobre la madera.
Sin duda lo más relevante del conjunto es el gran claustro reglar, de hospedería o de los Caballeros (s. XVI). El recinto consta de tres cuerpos: El primero está dividido por arcos de medio punto sustentados por sencillas columnas. En los otros dos cuerpos los arcos se encuentran ligeramente rebajados.
Las recientes reconstrucciones han permitido la recuperación de parte del magnífico claustro reglar de mediados del siglo XVI. Por arriba del claustro se aprecian las ventanas del templo románico y varios relojes de sol del siglo XVII.


El resto de los edificios serían dependecias monacales más modernas, que hoy en día albergan las oficinas municipales y otros servicios como la biblioteca, correos e incluso un centro de salud.
En las proximidades y apoyado en el límite de los muros monacales, podremos ver los restos de un antiguo molino de piedra.

La iglesia de Santa María de Espadanedo fue declarado Monumento histórico-artístico en 1981, aunque el resto del convento no está incluído en esta real orden.

Tlf. información de la iglesia y monasterio: 988 291001

Localización – Mapa

Deja un comentario