Baños romanos de Bande

Termas – Baños de Bande

En el espacio arqueológico que nos ocupa, se encuentran varios y muy interesantes restos romanos ya que tenemos el campamento de Aquis Querquennis, los restos de la mansión y a solo unos metros las termas de Bande.

Baños de Bande
Foto: Galicia Pueblo a Pueblo

Los romanos

Se hace difícil pensar que antes de la llegada de los conquistadores romanos los antiguos pobladores del noroeste peninsular nos se hubieran fijado en las propiedades de las aguas termales y más aún teniendo en cuenta las pocas comodidades con las que contaban. Pero fueron los romanos los que construyeron edificios más complejos dedicados a estas fuentes de salud y los que aprovecharon al máximo su rendimiento.

Piscina termal
Foto: Galicia Pueblo a Pueblo

La vía XVIII o Vía Nova, que unía Bracara con Asturica y que recorría el Val do Limia aprovechó estos manantiales para construir sus mansiones y así gozar del termalismo y sus utilidades. Grandes pruebas de esto son la villa del Aquis Originis, en Lobios, que aprovechaba el calor incluso para calefacción, y la mansión del Aquis Querquennis en la parroquia de Os Baños, en Bande.

Foto: Galicia Pueblo a Pueblo

Las termas se localizan a pocos metros del campamento y de la mansión, a orillas del Río Limia. Las citadas termas son visibles sólo cuando el nivel del embalse de As Conchas lo permite pues sus aguas cubren por temporadas las instalaciones romanas así como parte del campamento y la mansión.

Cuando están sobre el nivel las termas son utilizadas por vecinos y visitantes de otras comarcas para gozar de sus aguas minerales de acceso gratuito y al aire libre.

Foto: Galicia Pueblo a Pueblo

Propiedades

Esta aguas que forman los Baños de Bande brotan a razón de 14 litros por segundo y a una temperatura de 46º. Son de mineralización media, fluoruradas, litínicas y las principales afecciones para las que están indicadas son el reuma, la artritis, enfermedades del hígado, piel, aparato digestivo y vías respiratorias, casi nada!

Foto: Galicia Pueblo a Pueblo

Historia

Desde épocas romanas no tenemos referencias de estos baños de Bande hasta el año 1764 en el que el médico Pedro Gómez Bedoya nos daba cuenta de las propiedades de este agua y de la existencia de barracones en muy mal estado relacionados con los baños de Bande

En 1896 D. Isidro Pérez edificó un balneario en el lugar y se acondicionaron la zona apareciendo restos de los baños originales romanos.

En el año 1949 la popularidad del termalismo en estos baños se vio truncada por la construcción del embalse de As Conchas y su consiguiente anegamiento.

Normas de uso

Cómo cualquier otro espacio público puesto a disposición gratuitamente para el disfrute de todos, debemos seguir unas pequeñas normas. De esta forma conseguiremos que el espacio siga abierto y exista una buena cordialidad entre los usuarios.

  • Es recomendable el uso de ropa de baño para poder utilizar las piscinas, tanto por higiene personal como higiene pública.
  • La acampada y el uso de fuego u hogueras no está permitido.
  • Los animales de compañía tienen permitido el acceso a la zona, pero no tienen permitido el baño en las piscinas termales.
  • Está expresamente prohibido y bajo de pena de sanción el uso de jabones y geles tanto en el espacio termal como en el agua del embalse de As Conchas.
  • Unas termas debe ser un lugar de relajación y por ello se ruega no alterar la tranquilidad de las termas respetando a los demás usuarios.
  • Intenten deja el lugar mejor de lo que lo encontraron.

Como llegar

Podremos llegar con vehículo directamente a los Baños de Bande desde un desvío en la OU-540 o bien realizar un pequeño paseo al borde del embalse desde Porto Quintela, pasando por el centro de interpretación, el campamento romano y la mansión.

MÁS FOTOS DE GALICIA PUEBLO A PUEBLO

http://galiciapuebloapueblo.blogspot.com/

MAPA – LOCALIZACIÓN

3 comentarios en “Termas – Baños de Bande”

  1. Maravilloso entorno paradisíaco, una visita a la Iglesia de San Xoán y luego imperdibles los baños romanos, sería lo ideal, sentirse en la gloria y en el disfrute del entorno. Un lugar obligado para conocer. Lo voy anotando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *