Iglesia de San Martiño de Lalín de Arriba | GALICIA MÁXICA


Lalín de Arriba (San Martiño) es una de las más de cincuenta parroquias que el concello de  Lalín cuenta dentro de sus límites. Se localiza junto al núcleo urbano de la villa y su iglesia monacal es considerada uno de los orígenes de Lalín. Hoy en día se conserva una iglesia con grandes rasgos románicos cuyo origen se remonta al siglo X. Dicha iglesia pertenecía a un  monasterio benedictino fundado por el obispo de Mondoñedo Arias Peláez hacia el último cuarto del siglo X. Se trataba de un monasterio mixto con abad y abadesa.

En un documento del año 1019 se menciona la existencia de una iglesia prerrománica y se habla de la presencia de una reliquia de San Martiño, la cual daría gran categoría a este cenobio que atraería a numerosos fieles. Lalín surgiría la par del monasterio para dar servicio a este. El cenobio servía para dar cobijo y alimento a los peregrinos que se acercaban por el hoy llamado Camiño do Inverno, que provenía de Rodeiro y que se dirigía a Santiago.

En la misma edad media el monasterio de San Martiño ya dejó de existir y es posible que la iglesia románica actual ya fuera incluso posterior. Esta continuó hasta finales del XIX como iglesia parroquial hasta ser sustituida por la vecina iglesia contemporánea de Nosa Señora das Dores.

La iglesia actual es románica de planta rectangular y de una sola nave y un ábside con la típica sacristía añadida en el siglo XVIII. Tiene ventanas abocinadas y conserva dos puertas. La del norte aún mantiene su traza primitiva y la otra está modificada. Se cubre con madera en el interior y tiene un arco triunfal de medio punto algo peraltado.

El ábside es rectangular y tiene una ventana de arcos semicirculares sobre columnas acodilladas debajo de la cual hay una inscripción gótica que nos según Ramón Aller cuenta:

“ERA DE 1485. HACIA 980 FUNDÓ EL MONASTERIO DE SAN MARTÍN DE LALÍN, EL OBISPO DON ARIAS PELAEZ, SEGÚN EL TESTAMENTO DE SU SOBRINA DOÑA ADOSINDA, FECHADO EN 1019”.

Podremos ver una buena colección de canecillos y numerosos símbolos de “canteiros” en los sillares de los muros.

La portada principal es abocinada, con tímpano liso sobre mochetas de figuras animales. Corona la fachada un posible campanario románico formado por un arco de medio punto.

Más fotos aquí


MAPA – LOCALIZACIÓN

Deja un comentario