Aldea abandonada de Bexán

Aldea abandonada de Bexán

Muchas veces nos preguntamos el porqué del abandono rural y aunque las causas son muchas, la aldea abandonada de Bexán es una clara respuesta a ello.

La aldea de Bexán está en un lugar aparentemente privilegiado. Se encuentra englobado dentro de la Ribeira Sacra y las vistas desde ella hacia el profundo valle del Miño son magníficas.

Sin embargo, si la visitamos y nos perdemos por sus hoy tristes y solitarias callejuelas y casas semiderruidas, pronto nos daremos cuenta de las dificultades que suponía vivir en este tipo de aldeas.

Vistas desde Bexán de la Ribeira Sacra

La aldea de Bexán se encuentra en el concello de O Saviñao, nada lejos de la fabulosa iglesia románica de San Paio de Diomondi, parroquia a la cual pertenece.

El núcleo central de Bexán se localiza en una empinada ladera del valle del Miño, muy cerca de Belesar, la cual se divisa desde este lugar.

Vivir en un lugar tan escarpado supone un claro esfuerzo para la vida diaria. El acceso a la aldea no era fácil ya que hasta no hace mucho no había carretera asfaltada. En la actualidad, esta carretera sigue siendo estrecha y cuenta con grandes pendientes y grava. Por cierto, no debía haber carretera asfaltada hasta la última década del siglo pasado.

Esta aldea prácticamente inaccesible, provocó que los vehículos no pudieran llegar hasta las casas, y aún por encima, al ser un pueblo concentrado y de calles estrechas, no era posible acceder hasta las viviendas. 

Bexán

Bexán no tenía agua corriente, ni saneamiento y sus calles ni siquiera estaban adoquinadas, carecía de cualquier condición mínima de habitabilidad. El agua llegaba por un canal proveniente el pequeño Rego de Millarada, que en épocas de sequía mucha no podía llevar. Las calles, como dijimos, son estrechas y por supuesto muy resbaladizas.

Su situación impide un acceso en condiciones a la sanidad e incluso a la compra de los bienes más simples para la supervivencia. Los hospitales están a kilómetros y los centros administrativos también.

La agricultura y la ganadería tampoco debían ser tarea fácil, ya que las grandes pendientes implicaría un gran esfuerzo.

Río Miño

Aún así, Bexán tuvo un pasado mejor que aún se ve reflejado en una actividad que ha sido y sigue siendo el motor de esta comarca, el cultivo de la vid y su fruto. La aldea llegó a tener más de 130 habitantes a principios del siglo XX

Podremos ver numerosas bodegas en la ladera, así como los socalcos o terrazas, que sí hoy no hay muchas, a mediados del siglo pasado toda la ladera estaba cultivada y transformada para el cultivo de la vid y posterior producción de vino. 

No podemos decir que la aldea de Bexán esté totalmente abandonada en la actualidad, ya que alguna casa sigue habitada.

A finales de 2021 se «devolvió la vida» a Bexán con una exposición de retratos y fotografías colocadas sobre las casas, una actuación promovida y llevada a cabo por el colectivo Sacra Art. Sin embargo, en julio de 2022 no parecía haber resto de la muestra fotográfica, dejando de nuevo el aspecto desolador de las últimas décadas.

Sin embargo, el 99% de la aldea es hoy todo ruina. Las casas están esperando comprador, como nos cuentan sus carteles. No se le ve mucho futuro a Bexán, aunque sí podría tenerlo con algún proyecto de turismo sostenible. Para vivir es duro, pero para descansar sería perfecto.

También nos sorprenderá su capilla que parece intacta, A Capela de San Antón, situada en la supuesta plaza del pueblo de Bexán.

Belesar

Más fotos

Mapa – Localización

2 comentarios en “Aldea abandonada de Bexán”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Centro de preferencias de privacidad