Castillo de Rocha Forte o de los Churruchaos | GALICIA MAXICA


(Más fotos aquí)

Los restos del castillo están siendo actualmente objeto de una adecuación y puesta eb valor (Octubre 2013).

En las proximidades de Santiago, en Rocha Vella, se encuentran los restos de una fortaleza que fue en su día el símbolo de la opresión feudal medieval sobre los habitantes de la comarca.

Se accede por una estrecha carretera que nos conduce hasta un pequeño y poco acondicionado parking de tierra. Paradójicamente, nos da la bienvenida una absurda señal llena de pintadas, donde nos informa de los presupuestos de acondicionamiento del lugar en un pasado. Detrás de esta veremos, entre las hierbas, conjuntos de rocas formando los restos de unos muros de 800 años de antigüedad. Medio escondidas nos sorprenderá ver enormes piedras redondas que antiguamente se usaban como proyectiles para ser lanzados con catapultas. Sorprendente también, es encontrarse con la entrada de los aposentos, los cuales no han sido aun excavados. Veremos los restos de un pozo y las escaleras.

Una línea de ferrocarril atropeyó el yacimiento, habiendo arruinado gran parte de este patrimonio. Así pues deleitémonos con los restos e imaginémonos como sería esta fortaleza unos siglos antes.
La historia del castillo nos conduce hasta la mitad del siglo XIII, cuando el Arzobispo Juan Arias lo manda construir, para servir de residencia arzobispal. El castillo tuvo que superar en 1320 los enfrentamientos entre el arzobispo recien llegado, Berenguel de Landoria, y los burgueses de la ciudad de Santiago, los cuales pedían depender de la corona y no de la iglesia. Ese año el castillo sería incendiado y medio derribado, aunque poco después volvió a ser recuperado.

No más de tres siglos duró su actividad pues en el año 1467, con motivo de la revuelta Irmandiña, 11.000 ciudadanos hartos de la opresión y de los abusos feudales, sitiaron y derribaron el castillo, símbolo de ese poder. Este fue uno de los primeros castillos en ser derribado en la gran revuelta Irmandiña de Galicia y nunca después fue reconstruido. Muchas de sus piedras fueron reutilizadas en la construcción de una fortaleza, hoy inexistente en lo alto del Pico Sacro e incluso para la propia Catedral de Santiago.

En este castillo moraron durante un tiempo la familia de los Churruchaos, de los cuales se cuenta que eran asesinos y bandoleros a sueldo, utilizados para el interés del que los contrataba. Interesantísima es la Leyenda de los Churruchao que podéis leer en uno de los vínculos del pie de la información.

Situación de la Fortaleza antes de las obras de acondicionamiento del año 2014:

https://goo.gl/photos/kJ2X6ZR4tebmjyuZA

 

Para saber más:

http://es.wikipedia.org

http://www.presqueiras.com/Download/

Localización – Mapa

Deja un comentario