Serra da Groba | GALICIA MAXICA


(Más fotos aquí)

A Serra da Groba comprende los ayuntamientos de Baiona, A Guarda, Oia, Gondomar y Tomiño donde se junta con A Serra do Argallo. Sus partes más altas eran a finales del siglo XX, un grande y frondoso bosque ocupado por inmensos pinares. Hoy, y más después del año 2006, la sierra se ha convertido en un desierto en donde no se aprecia casi ningún signo de repoblación ni ninguna ligera puesta en valor de los muchos valores naturales e históricos que abundan en la sierra. Esto podría ser debido a la pretensión de las energéticas de crear en los puntos más altos un gran parque eólico que pondría aún más en peligro el dañado ecosistema de A Groba.

Estos montes fueron hace muchos siglos el centro del territorio de Turonium, antigua provincia o condado de orígenes inciertos. Hay quién asegura su pasado galaico. Otros afirman que sería un territorio ya romano y por último se dice que podría ser una provincia de los suevos. En la sierra de A Groba quedan vestigios de calzadas, castillos como el de Chavella o de Lousado, mámoas y restos de antiguas viviendas y poblados seculares.

Las cotas más altas sobrepasan los 600 m, como el Monte Lousado, el Alto da Groba o A Pedra da Gata. Por el Oeste linda con el Océano Atlántico, formando una agreste costa rocosa con montañas casi a pie de mar de una elevación de más de 500 metros. Desde todos estos altos obtendremos unas panorámicas impresionantes, con una gran visión de todo el sur de la provincia de Pontevedra. Al este linda con A Serra do Argallo, al Sur con A Guarda y al Norte con Baiona. Varios son los ríos que nacen y discurren por sus montañas, formando angostos valles y hermosas pozas y rápidos, como las de Mougas o las de Loureza. Entre estos destacan el Río Groba, el Tamuxe o Carballas, y el Rego Mougás. Para llegar hasta la sierra lo más fácil y bonito es subir desde Baiona al Cortelliño, pasando por la Virgen de la Roca. También se puede subir desde Oia, cerca del Monasterio de Sta. María, ascendiendo por la carretera que nos llevará a la Pozas de Mougás.

Su vegetación hoy está basada en matorral bajo, propios de monte quemado, como silvas y tojos. Son escasos los pinos y más escasos los carballos y castaños que tan solo quedan cerca de los ríos y regatos. En cuanto a la fauna destacan los caballos en libertad que pastan a lo largo y ancho de la sierra junto al ganado bovino, estampa típica de estos montes.

Localización – Mapa

Deja un comentario