Fragas de Catasós | GALICIA MÁXICA


Mira delante de ti la suerte de los que fueron; mira delante de ti la suerte de los que serán.

 

Quizás esta frase de Emilia Pardo Bazán, la cual escribió parte de su obra “Los Pazos de Ulloa” en la vecina Casa de Quiroga, resuma un poco el objetivo de Galicia Máxica: el respeto a nuestro patrimonio. Y que mejor aplicada al lugar que nos ocupa, pues este un fiel ejemplo y vivo representante de nuestro patrimonio natural: As Fragas de Catasós.

La parroquia de Catasós contiene un buen número de bosques caducifolios autóctonos repartidos por su geografía formando mágicos enclaves que han sobrevivido a la demanda de recursos naturales que las sociedades del siglo XIX y XX devoraban para uso de estos para numerosas finalidades. Ejemplos de estos son las fragas y soutos de Casas Vellas, Portocelo, A Pereira, Penelas, Quiroga, As Zancas, Cardiego o Cerredo.

En en lugar de Quintela se conserva la denominada Carballeira o Souto de Quiroga que está compuesta por castaños y carballos centenarios. Su nombre de Quiroga se relaciona con la cercana Casa de Quiroga, familia noble de la comarca que era poseedora de este souto para su aprovechamiento y responsable en parte de esta formación arbórea caducifolia. Su finalidad era para la construcción de vigas de madera de castaño que la alta sociedad  consideraba adecuada y de mejor calidad que la del mismo carballo, material que era usado por clases más bajas. Por eso sus ramas no fueron taladas, ya que su fruto, la castaña, no era el principal objetivo.

Esta porción de terreno que ocupa 4,52 ha es la que hoy comúnmente llamamos  Fragas de Catasós y se encuentra junto a la N-525, a unos 4 km de Lalín en dirección Ourense. Su suelo compuesto por micacitas metamórficas prehercínicas básicas dan lugar a tierras ácidas pero que tienen una alta productividad forestal y por ello están considerados como los castaños con mayor tasa de crecimiento anual de toda Europa.

Sus condiciones climatológicas son propicias para el crecimiento de estas especies autóctonas pues mantiene una precipitación media de 1290 mm y una temperatura media de 12,7º. Además el bosque se libra la mayor parte del año de las fuertes heladas invernales. La altura del conjunto se eleva a los 550 m sobre el nivel del mar. El bosque mixto está compuesto en su mayoría por carballos (Quercus Robur) y castiñeiros (Castanea sativa). Estos últimos superan alturas de 30 m y un perímetro de 5 m, considerándose unos de los castaños con más porte de Europa según técnicos de la FAO. En 1954 el fitopatólogo norteamericano visitó la fraga y propuso su protección a la misma organización.

Su edad es estimada entre los 100 y 150 años aunque algún ejemplar podría superar fácilmente los 200, como demuestra a base uno de ellos que el huracán Hortensia destrozó en el año 1984 y que podremos ver en un rincón de esta fraga.

La Xunta catalogó la fraga en el año 2000 como Monumento Natural y también se engloba como Formación Senlleira en el Catálogo de Árbores Senlleiras.

Existe una ruta señalizada que recorre las fragas y parte del Rego da Quintela, así como varias rutas que recorren las diferentes fragas y soutos de la parroquia de Catasós.

No podemos dejar de hablar de Catasós sin mencionar la intención de la eléctrica Gas Natural de atravesar parte de las fragas de la parroquia con una línea de alta tensión (LAT – O Irixo – Lalín) de 132 kilovoltios que arrasaría más de 2000 árboles, muchos de ellos centenarios. Es por ello diversas asociaciones intentan que la distribuidora de marcha atrás en sus pretensiones y lograr una variante que asegurara el futuro de las Fragas de Catasós.


VÍDEO EN DEFENSA DE AS FRAGAS DE CATASÓS

14317319_1807624519517399_7538748848651762010_n

Más fotos aquí


MAPA – LOCALIZACIÓN

Deja un comentario