Puente, Molino y Peto de Senra | GALICIA MAXICA

Aunque señalizada como romana, debemos saber que de esta época no podremos ver nada, ya que sabemos que la denominación de “romano” viene cuando el origen de un puente de estas características se pierde en el tiempo. O fueron los romanos o fueron los “mouros” en una noche los que lo hicieron. Aún así es posible que muchos de estos puentes aprovecharan vías de posible origen romano y más aún cuando sabemos que por este puente cruzaban los peregrinos, que procedentes de Portugal, se dirigían a Santiago, santo que dio nombre a la parroquia de Santiago de Ribarteme. Hoy es paso del conocido como Sendeiro dos Frades (frailes). Este es un antiguo camino que se dirigía al santuario de la Franqueira y que según la tradición ya recorría la reina Isabel de Portugal, allá por el siglo XII, que en sus viajes hacia Santiago, descansaba en la Franqueira y Pontevedra. Sabemos de esta reina que se casó en una pequeña capilla de Mondariz Balneario dedicada a San Pedro y también sabemos la utilización de los baños medicinales de Mondariz por parte de esta.


En esta ruta de 15 km que se dirige a la Franqueira podremos ver numerosos elementos de gran valor cultural y etnográfico como molinos, petos, cruceiros, puentes, pontellas e incluso una “sobreira” (alcornoque) catalogada como la más antigua de Galicia.
El puente que nos ocupa atraviesa el Río Termes en el lugar de Pereiras, en Senra. Se encuentra bajo un paraje maravilloso, donde la vegetación y el arte secular se funden en un fantástico marco incomparable.

Se trata de un puente de un solo arco y lomo de mula, característico de los puentes bajo medievales. Sin embargo el puente que hoy vemos sería una reconstrucción de otro anterior que nos llevaría al siglo XVIII o principios del XIX. Seguramente fuera empleado por las rutas de arrieros que portaban vino, pescado y otras mercancías hasta las ciudades nobles y centros eclesiásticos. Se conserva su calzada y un tramo empedrado de unos 50 metros. Junto al puente existe un elemento muy común en este tipo de puentes. Se trata de un peto del año 1815, de tipo abierto y tejado plano, coronado por una cruz octogonal de piedra. Su valor y singularidad recaen en su policromía. La escena del retablo central se encuentra presidida por un Cristo bajo “INRI” acompañado por el Papa y el rey de España por la derecha y por la izquierda un obispo y la Virgen.



Como todo puente secular, este no está exento de leyendas. En este también se realizaban ritos de fecundidad y para ello cuando una mujer con un embarazo complicado que debía llevar adelante, tenía que ponerse debajo del arco hasta que pasaran un hombre y una mujer, quienes posteriormente serían los padrinos del niño. Estos tendrían que bajar y echar agua sobre el abdomen de la mujer. Un familiar debía vigilar el paso del puente para que ningún animal pasara, ya que de hacerlo la mujer abortaría.

Al lado del puente existen los restos de un gran molino de dos ruedas con muestras de haber sido abandonado en el siglo pasado (s.XX). Unos metros más arriba también hay otro molino de más modestas dimensiones.

(Más fotos aquí)

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica