Muíños, pontella y carreiro de Loureiro | GALICIA MAXICA

El río Almofrei esconde rincones de gran belleza durante todo su recorrido, a cada cual más hermoso. Desde A Chan, el río se dirige hacia el SE pero a su paso por A Frade, ya en la parroquia de Loureiro, el cauce gira 90º para dirigirse hacia el NE. Es aquí en donde forma un profundo valle repleto de vegetación, aunque muy amenazado por la presión de especies de rápido crecimiento. Sin embargo, la espesura del bosque en las zonas de ribera, crearán un espectáculo sin igual.

Puente Serrapio

El agua, el verde y la piedra forman aquí un verdadero espectáculo. Pero no solo la naturaleza es de interés en este lugar, ya que la historia y la etnografía nos dejan grandes muestras del trabajo rural en los siglos pasados. Por ello el lugar nos obsequia con un camino secular empedrado de varios kilómetros por el que se distribuyen varios molinos del siglo XVIII y XIX. Una de las construcciones es señalada por un cartel como “cantina” y se encuentra al borde del camino. Se podría confundir con un molino pero la ausencia de moas y otros elementos como el canal o infierno nos hacen pensar en otro uso de esta edificación.

Pero además de los molinos podremos ver hasta cinco pontellas del siglo XIX, todos de la misma tipología: Varios pies y losas que unen estos en rasante horizontal.
Además, la guinda de este paseo se localiza en el lugar de Serrapio, en donde resiste un puente del siglo XVIII con un arco ligeramente apuntado. Muy cerca de este lugar se encuentran los restos de uno de los “foxos do lobo” existentes en Cotobade. Podemos ver en la web una muestra de uno de ellos en Carballedo.

Más fotos

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica