Puente de San Fiz | GALICIA MAXICA

El Puente de San Fiz cruza el río Barbantiño, un poco más arriba de la central hidroélectrica y de la Fervenza do Barbantiño o do Cachón. Sobre sus piedras transitaba, hace siglos, uno de los caminos Reales que se dirigían de Ourense a Pontevedra y que según las escrituras del siglo XIII, consideraba esta ruta como la menos mala, debido a su menor peligro y su tránsito más cómodo y ya que antes de llegar al puente formaba parte esta vía del propio Camino de Santiago. Por su estructura y su arco apuntado, es probable que el puente conservado sea del Siglo XIII o incluso de un siglo después. Aún así, como pasa con muchos otros puentes seculares, la estructura a buen seguro que es romana ya que uno de los arcos que presenta el viaducto es de medio punto, elemento arquitectónico utilizado por los colonizadores romanos. Además, la mayoría de Caminos Reales del medievo se asentaban sobre vías de comunicación romana, ya que por ingeniería y construcción fueron superiores a muchas civilizaciones posteriores. El puente también sirvió de escenario a batallas por el tránsito de estas tierras con los invasores franceses en el siglo XVIII.

El arco principal es apuntado, con una luz de 8,80 m y existe un segundo y pequeño arco de medio punto de 2,79 m y que servía como aliviadero. El alzado es a dos aguas. Las bóvedas son de buena sillería granítica, sobre todo el pequeño, y los forman largas dovelas. Como otras edificaciones de la época, presenta varios símbolos en forma de cruz patada labrados en las piedras. La belleza del puente y del río que lo atraviesa hacen del Puente de San Fiz un lugar recomendado, sobre todo si se realiza la ruta del Camino Natural del Río Barbantiño.

(Más fotos aquí)

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica