Iglesia de San Xoán da Cova | GALICIA MAXICA


(Más fotos aquí)

Este templo es otra de las joyas románicas de A Ribeira Sacra y no solo por su arte sino por su hermosa localización en el valle del Miño. Sin embargo fue más bonito emplazamiento antes del año 1952 ya que se localizaba mucho más abajo, en las inmediaciones del Río Miño. Debido a la construcción del Embalse de Os Peares, en ese año tuvo que ser trasladada más arriba, al igual que la de Chouzán, lo que provocó que se perdiera una de las capillas. Se cree que la iglesia se construyó a finales del siglo XII o principios del XIII y para ello se aprovechó algún elemento de un templo prerrománico. Fue parte de un monasterio femenino de monjas benedictinas que dependieron de Chouzán, y del Monasterio de Oseira y posteriomente de San Paio de Alteares, ya en el siglo XVI. Es estilo conservardo predominante es el románico de transición hacia el gótico aunque presenta modificaciones propias del barroco del siglo XVIII. La portada, la puerta lateral, el sepulcro, el ábside semicircular y los canecillos que sostienen el alero son del estilo original románico. La gran espadaña de doble campanario que corona la fachada y el frontis con los pináculos con bolardos son los propios del barroco. La fachada, los contrafuertes y el ábisde están construídos con sillares de granito, mientras que los muros laterales se construyeron con mamposteria en pizarra. La iglesia es de planta rectangular y se divide en dos tramos.

En el interior destaca el arco triunfal moldurado en bocel de media caña con botones en la rosca. La portada principal presenta tres arquivoltas que se sostienen por tres columnas en ambos lados con capiteles con motivos vegetales. En el tímpano hay una inscripción en la que se puede leer en latín una referencia a un donante que costeó la obra:

“IN
HONORE DNI/NRI IHUXI ET BTE SEP/VIGINIS MARIE ET OMIU
SCO/PETRVS GARSIE MILEX ECLIAM/ ISTAM SUI SUPTIBUS
EIRE D RACIBU”

que significaría más o menos lo siguiente: ”En la honra de N.S. X.C. da B siempre V. María, el soldado Pedro García mandó hacer de suyo esta iglesia” . La portada del muro norte se decora también con diversos motivos vegetales y presenta doble arquivolta apuntada apoyada sobre columnas acodilladas. En esta ya se nota más su origen apuntado propio más de gótico. Esta portada pertenecía a la capilla perdida durante el traslado por motivo del embalse. Por causa de su estado ruinoso solo se conservó la portada que fue anexionada a este muro norte. En este mismo muro veremos el sepulcro con una estatua yacente debajo de ur arco apuntado de la Madre Abadesa.

Fue declarada Monumento Histórico Artístico en la década de los cincuenta para poder ser trasladada. En este gran estudio sobre Traslado y Reconstrucción de Portomarín, de Ana Belén Moure Domínguez podremos ver los alzados y las plantas, así como fotografías de antes y después del traslado, tanto de esta iglesia como de la cercana iglesia de Santo Estevo de Chouzán:

TRASLADO Y RECONSTRUCCIÓN DE PORTOMARÍN

Localización – Mapa

Deja un comentario