Capilla y Carballeira de San Xusto | GALICIA MAXICA

(Más fotos aquí)

En una de las laderas del profundo e inclinado valle del Lérez se encuentra una pequeña llanura donde se asienta una capilla dedicada a San Xusto e Pastor debajo de una carballeira centenaria. la pequeña capilla es de planta rectangular con su nace cubierta a dos aguas. Posee un arco triunfal de medio punto y el ábside se cubre con bóveda de nervios sobre ménsulas. En el exterior destaca su pórtico que sobre columnas cubre con un tejado a tres aguas la puerta principal. Esta puerta es adintelada y se enmarca con pilastras que acaban en la línea de impostas. Esto se encuentra bajo una arco de medio punto ciego. Una espadaña con un solo vano remata la fachada. Los orígenes de la primitiva capilla datan del siglo XVI con modificaciones en los siglos XVIII y XIX, como el añadido de la sacristía. Estas últimas obras se pueden saber por la inscripción en la fachada del año 1820.

La carballeira en un pasado mantenía una gran extensión. Hoy aún resisten muchos carballos y otros muchos han sido replantados en el lugar, además de algún castiñeiro.

Sobre la carballeira y la capilla existió un gran conflicto entre los vecinos de San Xurxo de Sacos y el arzobispo y el párroco de Ponte Caldelas Manuel Lorenzo en el año 1990. La capilla fue inscrita en el registro de este concello lo que propició que los vecinos reclamaran su titularidad y después de una larga disputa se resolvió a favor de estos. En recuerdo de esto se realizó un monumento empezado por Alfonso Vilar, quién por enfermedad no lo pudo acabar. Los encargados de rematar la obra fue la Escola de Canteiros de Cotobade.
Un cruceiro del siglo XVIII preside la explanada, explanada que está provista de mesas, palcos y otras características de una zona para celebrar grandes romerías.

En ella una inscripción nos cuenta:

“Carballeira do San Xusto, carballeira enramada. ¡Ao pé dous teus cen carballos, plantei a miña palabra! / 1990-1996”

En el año 2006 un incendio de los miles que devastaron la geografía gallega ese año, estuvo a punto de acabar con la carballeira, pero la fortuna se alió con los vecinos y la carballeira se salvó de quedar calcinada.

En el fondo del valle, muy cerca de la carballeira, se localizan los restos y ruinas del balneario de los Baños de San Xusto en donde existen surgencias termales. Aquí, en la carballeira, también emanan aguas minerales a una temperatura de 12º.

Sobre la puerta principal luce esta inscripción de principios del siglo XVIII:
“San Justo y San Pastor. Feliz recordación a todos los fieles devotos que quieran aprovecharse de los grandes privilegios que están concedidos a este santuario por el pontífice Clemente obispo el año de 1712. Tienen indulgencia plenaria i remisión de todos sus pecados confesando i comulgando el día 6 de agosto en la última dominic del mismo más los días de la Asunción de Nuestra Señora el día 8 de septiembre más dos del año según la bula que está en este santuario también tiene el privilegio para poner ester señor manifiesto el día 6 de agosto todos los años.”

En una de las puertas laterales también podemos ver esta de cien años después:

“Esta puerta tragaluz y más reparos se hicieron con una buena lismosna que dio Don Joaquín Antonio Torrado y su muger Doña María Francisca Feyxo vecinos de Fefinans. Año de 1820”.

En el lugar se celebra una romería con orígenes en el siglo XVI. En ella se recuerda a los santos Pastor y Xusto, martirizados durante su infancia en el siglo IV. Los devotos se acercan en peregrinación, para que San Xusto les conceda salud y proteja de los arrebatos de maldad. Aniguamente los jóvenes celebraban una “danza de espadas” y los mozos y mozas del lugar descendían el empinado valle en busca de cabras.

Canción popular de la carballeira:

“Carballeira de San Xusto,
carballeira derramada,
naquela carballeiriña
perdín a miña navalla.
Carballeira do San Xusto,
carballeiriña famosa
naquela carballeiriña
perdín eu a miña rosa.
A Carballeira do San Xusto,
ten ó lado unha xesteira
onde hei de botar a noite
cunha mociña solteira.
San Xusto e San Pastor
andan polos cotos
para dar gracias ós forasteiros
e curar ós coxos.
O castaño do San Xusto
ten a folla revirada,
que lla revirou o vento
nunha noite de xiada.
Carballeira de San Xusto
moitos arrodeos ten,
se non fora polos Santos
alá non iba ninguén.
Carballeira do San Xusto,
Carballeira do San Xusto;
naquela carballeiriña
hei de beillar ó meu gusto.”

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica