Puente y molinos de Conceliños | GALICIA MÁXICA


Forcas

Por debajo de los embalses de Leboreiro y de Edrada y cuando el valle del Mao comienza su encajonamiento se encuentra perdido en el valle el puente de Conceliños, un puente cuya antigüedad no es difícil precisar. Su tosca sillería, su arco de medio punto y su rasante recta nos llevan más atrás de los puentes del siglo XVIII e incluso probablemente más atrás de los puentes medievales de arcos ojivales.

Esto y la presencia de marcas de “canteiros” hacen que su origen se pierda en épocas románicas. Podría ser un puente construido para dar servicio a los monasterios románicos que pueblan las orillas del valle del Sil, como el de Santa Cristina,  ya que su elaborada construcción nos alejan de los pasos locales y de servicios.

Debemos saber también que a dos kilómetros al sur circulaba la conocida Vía XVIII del itinerario de Antonino que desde el Rodicio atravesaba Vilariño Frío, para luego dirigirse hacia la mansión de Nemetobriga, posiblemente en A Pobra de Trives,  por lo alto de A Serra do Burgo. Teniendo en cuenta los restos de la calzada romana de Pradomao que no coinciden con el itinerario propuesto por historiadores ya que como dijimos circulaba más al sur, podríamos pensar en un ramal de esta que se dirigiera al norte, hacia los Cañones del Sil y a sus materias primas, tanto minerales como naturales.

Así sería posible pensar en un pasado más longevo para los orígenes de este puente. Los sillares de su base parecen ligeramente almohadillados aunque nuestros conocimientos limitados nos impiden su datación. También podría ser el único paso habilitado para llegar desde estas tierras del este a lo alto de San Lourenzo de Barxacova ya que el río después de aquí se adentra en un valle muy difícil de salvar, por no decir imposible. En la necrópolis de San Vitor se sabe que hubo algún tipo de atalaya de época romana para el control de este valle.

El puente se localiza en un formidable marco natural y la densa vegetación ribereña nos trasladará a un pasado imaginario. Sin embargo el río lleva unas aguas no del todo limpias ya que las presas, embalses y maquinarias hidroeléctricas de río arriba provocan cierta turbidez en sus aguas. Las características físicas del valle provocó que desde la llegada de la electricidad hace ya más de cien años el río y sus afluentes fueran una fuente de generación de corriente eléctrica. Por ello el Mao es aprovechado hidroeléctricamente por varias presas y embalses, como el embalse de Leboreiro, el de Edrada o la pequeña presa llamada de Mao, la cual no está muy lejos de este puente de Conceliños.

Las riadas de los primeros años del siglo XXI se llevaron algún puente de época contemporánea en el Mao aunque el de Conceliños resistió la fuerza de la naturaleza y de la erosión provocada por los incendios y otras causas. Y es que en la antigüedad no se podían permitir el lujo de reedificar y hacer nuevos puentes y por ello los creaban para durar.

No solo el puente de piedra de granito nos llamará la atención ya que a unos metros río arriba de este se localizan varios molinos arruinados pero que no nos dejarán indiferentes. Podremos ver dos grandes molinos cuya antigüedad se pierde en su arquitectura. Se aprecian diversas etapas constructivas y una de ellas parece llevarnos al XVIII. Sin embargo otros restos nos hacen pensar en un pasado más lejano. Muy curioso resulta el “inferno” de uno de ellos ya que una serie de arcos muy toscos parecen formarlo. Su interior debido al abandono y a la maleza es inaccesible y amenazan derrumbe.

Para llegar hasta el puente lo mejor es bajar el viejo camino que cogeremos desde la carretera que desciende paralela al valle del Mao y que se dirige hacia Forcas. A unos 700 metros de la pequeña presa del Mao encontraremos el camino a mano izquierda. Descenderemos por él y cruzaremos el llamado “Canle Novo” que es un canal de agua que capta las aguas de la presa citada y que la conduce por una cota 750 metros hasta Monteciro para luego dejarla caer mediante tubos por un desnivel de 500 metros hasta la central hidroeléctrica de Regueiro, ya a orillas del Sil, en Barxacova.

A pocos metros del canal podremos ver la rasante del puente y los viejos molinos.

Comentar que el río hace de frontera entre los concellos de A Teixeira y Parada de Sil y a tan solo unos metros de él está la división de un tercer concello más, el de Montederramo.

Sin duda un lugar que merece una atención especial y un mejor acondicionamiento si no quieren que el puente acabe como los nombrados anteriormente.

Más fotos aquí


MAPA – LOCALIZACIÓN

Información básica sobre Protección de Datos
Finalidad: Gestionar el envío de boletines por correo electrónico con información gratuita y sin publicidad, relacionada con los temas que se tratan en las web del dominio galiciamaxica.eu +info Legitimación: Consentimiento del interesado +info Destinatarios: Se comunicarán datos a wordpress.com para gestionar las suscripciones a la lista de correo como plataforma de envío de boletines por correo electrónico. +info Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en Galicia Máxica +info Responsable: Alberto Alonso de Dios (Galicia Máxica)+info

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *