Pía da Moura

Castelo da Pía da Moura – Restos

La parroquia de Galez, en el concello de Entrimo, conserva varios lugares que ocultan una dilatada historia que pasa por mámoas, castros y fortalezas medievales. Uno de ellos es A Pía da Moura.

Esta zona se localiza en en el valle del Río Limia, hoy englobada dentro del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés. 

Baixa Limia, Serra do Xurés

En la zona de Os Castelos encontraremos varios promontorios rocosos que rondan los 650 metros de altura. En las proximidades de uno de ellos encontraremos los restos de un poblado castrexo, el conocido como Castro dos Castelos.

No muy lejos, a poco más de 500 metros, encontraremos un saliente rocoso de 678 m que cobijó hace siglos una fortaleza o castillo medieval que hoy se conoce como Castelo da Pía da Moura.

La proximidad con Portugal provocó que estas zonas fueran desde hace siglos motivos de disputas territoriales entre ambos países y de movimientos constantes de los límites políticos. De ahí la construcción de varias fortalezas en la zona destinadas a proteger las fronteras y el paso hacia el norte o el sur.

Una «pía» es una pila, un recipiente normalmente elaborado en piedra destinado a contener líquidos o alimentos. Una «moura» es un ser mitológico bien conocido en Galicia y que muchas veces se relaciona con emplazamientos arqueológicos y otros lugares mágicos.

Aljibe del castillo de Entrimo

Aquí tenemos las dos cosas, de ahí el topónimo de  A Pía da Moura. En una de las partes más altas de los restos del castillo tenemos una gran «pía» labrada en la roca. Realmente era un aljibe, o lo que es lo mismo, un depósito de agua destinado a calmar la sed de los ocupantes del castillo en épocas de asedio y de sequía.

La palabra «moura» nos da cuenta de las posibles leyendas relacionadas con el castillo y con la pía que han evolucionado durante siglos y que han llegado hasta nosotros a través de la transmisión oral. Una de las leyendas nos cuenta que «a pía» fue trasladada por una moura sobre su cabeza sin dejar de hilar con siete husos. También en las noches de luna se aparecía una moura y si un joven la veía quedaba prendado de ella, desapareciendo para siempre.

Punto más alto de A Pía da Moura

Sobre el castillo medieval de A Pía da Moura os contaremos que no queda mucho, no esperéis las ruinas de murallas o restos de torreones. Es más, los sillares desaparecieron hace mucho para dar una nueva vida a las viviendas de Galez y las proximidades.

Además de la pila situada en uno de los puntos más altos, podremos ver diferentes rebajes e incluso escaleras labradas en la misma roca. Sabemos que el castillo rocoso existía en el siglo XIV debido a unas monedas aparecidas en las proximidades acuñadas en época de Enrique II y Juan I. 

Escaleras

El motivo de la desaparición de la fortaleza de A Pía da Moura no está claro, pudiendo haber sido mandado destruir por los Reyes Católicos o incluso derribada por los Irmandiños en el siglo XV.

En la roca del punto más alto veremos una bandera sobre el gran peñasco rocoso y a la cual se accede por unas rústicas escaleras de madera. Nos cuentan en el siguiente blog que existía la tradición de realizar una excursión para colocar la bandera en lo alto, que por lo general era sustituida por otra llevada por otros vecinos rivales.

Desde lo alto disfrutaremos de unas excelentes vistas del valle del Río Limia, del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés y del Parque Nacional Peneda-Gêres situado ya en Portugal.

Más fotos

Mapa – Localización

Ojo con la localización de Google Maps, ya que en el momento de hacer este post la marca de situación nos indicaba la posición del yacimiento del Castro dos Castelos. Para llegar a los restos del castillo de A Pía da Moura debemos seguir la pista desde este unos 500 metros hacia arriba para localizar el panel de información que nos indicará la entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.