Seimieiras de Queixoiro

Seimeiras de Queixoiro

La parroquia de A Bastida, en A Fonsagrada, se caracteriza por los profundos valles formados por los ríos Tronceda, Rego Invernal, Río do Organal o el Rodil, este último haciendo de límite con la parroquia vecina de San Pedro de Neiro.

Esto permitió la formación de bonitas cascadas en sus recorridos, sobre todo en el río Tronceda, en donde veremos dos fervenzas que destacan sobre las demás. Son las Seimeiras de Queixoiro, en las proximidades de la aldea que les da nombre. 

Aldea de Queixoiro

Recordemos que en esta zona de Lugo, a las cascadas o fervenzas, se denominan «seimeiras» y su máximo representante es la llamada Seimeira de Vilagocende, no muy lejos de aquí.

Para llegar a las Seimeiras de Queixoiro lo mejor es acercarse a la misma aldea de Queixoiro desde desde la LU-701, pasando A Fonsagrada e inmediatamente después de Paradanova.

Debemos atravesar la aldea de Queixoiro y circular por una pista de tierra durante unos 200 metros, en donde encontraremos un pequeño aparcamiento en donde poder dejar nuestros vehículos.

Cascada en A Fonsagrada

Ruta de Queixoiro – Forno do Lobo

Unos metros antes de llegar al aparcamiento, se inicia la ruta do Forno do Lobo, un sendero circular de unos 3,5 km que nos llevará a través de Río Tronceda y Rodil. Si no eres de los de andar mucho, no pasa nada, las fervenzas o seimeiras las tendrás a unos 700 metros del inicio. Os dejamos una de las rutas de Wikiloc de Club Acivro.

Powered by Wikiloc

Al llegar a las proximidades del río ya podremos ver las escaleras y pequeñas pasarelas que nos llevarán por la orilla. En los primeros metros ya podremos ver uno de los saltos y unos 100 metros más abajo la segunda Seimeira de Queixoiro. 

Las orillas del río aún conservan una bonita y autóctona vegetación, pero las zonas aledañas están plagadas de pinos y eucaliptos, creando una presión en la zona cada año más acusada.

Ruta de Forno do Bolo

En el momento de nuestra visita, agosto de 2022, el sendero estaba bien señalizado, y las cascadas, a pesar de la gran sequía que había, aún llevaban agua. Sin embargo, habrá que regresar en épocas de lluvia y con mejor luz, debe ser todo un espectáculo.

Más fotos

Mapa – Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.