Cascada de Gosolfre

Cascadas – Fervenzas de Gosolfre

El río Entíns nace en Chacín, Mazaricos, y está formado casi desde su nacimiento por numerosos arroyos que confluyen en este para luego llegar a la Ría de Muros e Noia formando un estuario y la Enseada de Langaño.

En Gosolfre, encontraremos un profundo valle formado por uno de estos afluentes, el Rego de San Paio. Este a su vez se forma por la unión de tres pequeños ríos, el Rego do Vao da Casa, el Río do Couto y el llamado Rego de Gosolfre. 

Hórreos de Gosolfre

Estos tres ríos confluyen en el mismo punto y es precisamente aquí en donde encontraremos una de las cascadas que nos ocupa, la llamada Fervenza de Gosolfre.

El río Gosolfre tiene un corto recorrido pero en su vertiginoso descenso forma hermosos saltos de agua. La más espectacular es la de su último tramo, en donde vierte sus aguas en el mismo Rego de San Paio en forma de cascada.

Camino a las cascadas de Gosolfre

Otra de las cascadas y por lo visto de gran belleza, la tenemos en el Río do Couto, pero su visita no parece ser muy sencilla. Os explicamos como llegar al lugar de las Fervenzas de Gosolfre.

Puente

Nosotros partimos desde el mismo Gosolfre, en donde tenemos una pequeña área recreativa con mesas y que es quizás el mejor lugar para empezar esta ruta. La distancia hasta la cascada principal es de aproximadamente 1,5 km, todo bajada. Luego tocará subir, pero merecerá la pena.

Central hidroelétrica

Descendemos la carretera asfaltada entre las casas de Gosolfre y junto a dos hermosos ejemplos de hórreos de tipo fisterrá y a continuación torceremos a mano izquierda. En teoría habrá señalización, no mucha, pero debéis seguirla, nunca os desviéis hasta que encontréis las señales de madera.

Fervenza de Gosolfre

Al fondo del valle llegaremos al río San Paio y lo cruzaremos por un puente de hormigón junto a los restos de la antigua central hidroeléctrica, A Fábrica da Luz. 

Puente de madera

Ahora la senda se estrecha y debemos extremar las precauciones, mucho ojo si vais con niños, no es muy aconsejable. Pronto llegaremos a la Fervenza de Gosolfre que se precipita en Rego de San Paio en la confluencia del Río do Couto y el Rego do Vao da Casa.

Río San Paio

Nosotros nos quedamos aquí, pero si eres aventurero puedes seguir el curso del Rego do Couto, el que desciende por la izquierda. Tras una abrupta subida y un estrecho sendero deberías llegar en unos 25 minutos a una fabulosa fervenza que salta una pared rocosa. Si lo consigues, comparte tus fotos, pues nos quedó pena no poder llegar hasta ella.

Es posible llegar a las Fervenzas de Gosolfre también desde la Capela de San Paio y probablemente evitéis parte del desnivel que nos llevará a Gosolfre de vuelta.

Más fotos

Mapa – Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.