IMG_6382

Molino de mareas en Vilaboa

En uno de los puntos más interiores de las Ría de Vigo se encuentran los restos de uno de los pocos molinos que funcionaban con las fuerza de las mareas del sur de Galicia. Se trata del molino de mareas de Vilaboa, junto a las Salinas de Ulló. La zona intermareal de las marismas de Ulló era propicia para la instalación de este tipo de infraestructuras ya que la poca profundidad del mar era un factor indispensable.

El dique de la ensenada

En el siglo XIX se construyó el gran dique que cerraba la pequeña ensenada de Ulló. La construcción cuenta con este gran dique que cerraba y embalsaba el agua y cuya longitud alcanza casi los 350 metros. Además se tuvo que construir otro lateral para almacenar el agua de unos 500 metros.

Del edificio del molino no queda nada, tan solo las aberturas en donde se situaban los rodicios que generaban la fuerza para mover las moas.

Lugar del molino

Pero ¿cómo funcionaba? Al subir la marea, el agua entraba en el dique de las salinas y allí era embalsada. Al bajar la marea el agua descendía bruscamente y formaba grandes corrientes por los canales de salida y ello hacía mover la rueda de la maquinaria con gran fuerza. Actualmente podremos observar los canales y los anclajes en las piedras de la estructura de madera que provocaba el movimiento del eje, así como las bases de su construcción.

Muy cerca también podremos ver los restos de una industria de gran importancia en los siglos pasados, la Granja de las Salinas de Ulló, cuya función era la producción de sal.

Más fotos

Localización – Mapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *