Fábrica de Chocolate de Trives

Ruinas de la Fábrica de Chocolate de Trives

Sabíamos de la existencia de molinos de aceite, de harina, de moler cáscaras, de plomo, de azufre… pero de momento no teníamos constancia de ningún molino de cacao, sí de cacao, para la elaboración de chocolate.

Es el caso de los restos de la fábrica de chocolate de José Salgado, a orillas del río Cabalar, en el concello de A Pobra de Trives.

José Salgado
José Salgado. Foto: Chocolates Fenix

En 1889, José Salgado inició la actividad de la molienda del grano de cacao para la producción de chocolate en Trives, a orillas del río Cabalar, a solo unos metros del puente del siglo XVIII y por donde se supone que discurría la vía romana XVIII en su camino hacia Ponte Bibei. Así, consiguió producir a partir del grano molido un chocolate de calidad superior.

Las ansias empresariales de José Salgado le llevaron a cruzar el Atlántico en busca de un éxito asegurado. Así, en 1910 se lleva consigo las mezcladoras y los molinos de cacao y llega a Argentina, concretamente a Buenos Aires. 

En 1918 inaugura la nueva fábrica en el barrio de la Constitución creando los Chocolates Fenix, que a día de hoy aún siguen elaborándose con la misma marca.

Ponte Cabalar

La calidad de sus productos eran tan extraordinaria que en el año 1920, en tiempos de Alfonso XIII, llegó a ser el «Proveedor de la Real Casa de España».

En la actualidad y como mencionamos, en Trives y a orillas del río Cabalar, se mal conservan las ruinas de lo que fue la primera fábrica de chocolate y molinos de cacao de José Salgado.

Interior de las ruinas

Cruzando el histórico puente podremos acceder al edificio en donde se molía el cacao y a los restos de la maquinaria. A principios del año 2021 el tejado se vino abajo, y es que era cuestión de tiempo, pues las ruinas se pierden en el olvido sin ningún tipo de mantenimiento.

La fábrica de chocolate de Trives tenía además dos molinos harineros, los cuales producían la harina para la elaboración del «pan francés». 

Central hidroeléctrica

Y eso no era todo, además de molino era también una central hidroeléctrica, de la que aún podremos ver diferentes maquinarias suizas y los restos de las tuberías que llegaban hasta la turbina. El agua era conducida desde una presa ubicada más arriba en el mismo Río Cabalar y se dejaba caer por tubos al llegar a la altura de la central hidroeléctrica.

Maquinaria de la central

No sabemos con seguridad cuando fue abandonado completamente el complejo, aunque la molienda del cacao se fue para Argentina con José Salgado en 1910.

Cómo llegar

Para llegar hasta los restos de la fábrica y central hidroeléctrica, debemos seguir la carretera OU-636 que sale de Trives y se dirige a Ponte Bibei. A unos 2,5 km del centro veremos una desviación a mano derecha cuya señalización nos indica la carretera a seguir cara a la villa de Manzaneda y Sobrado de Trives. En las inmediaciones de este cruce podremos buscar una lugar para dejar el vehículo ya que frente al desvío está el camino que baja hacia el río y el puente de Ponte Cabalar, el cual está a unos 50 metros.

central hidroeléctrica

Un entorno hermoso y de gran valor patrimonial, que por desgracia se pierde lentamente.

Bibliografía

Más fotos

Mapa – Localización

3 comentarios en “Ruinas de la Fábrica de Chocolate de Trives”

  1. Yo lo conozco. Es maravilloso, no necesito más adjetivos para describirlo…sólo acércate y descúbrelo tú misma. Te prometo que no te decepcionará. A veces, lo más bello no está a vuelos de distancia, sino a la vuelta de la esquina .

  2. María Cristina Caamaño

    Me encantó este lugar,lástima que no se haya cuidado,.Soy de argentina hija de galegos y aquí existe la fabrica FELIX de chocolates que son muy buscados, Gracias a Galia Maxica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.