IMG_3489

Castillo de Sta. Helena – Outeiro dos Mouros | GALICIA MAXICA

Mirador do Castelo, Outeiro dos Mouros
o Castillo de Santa Helena

(Más fotos aquí)

En Nigrán existe un promontorio denominado Monte do Castillo que se eleva hasta los 407 m. Un poco más al O, se levanta un macizo rocoso de 392 m conocido como Outeiro dos Mouros. En sus alrededores se ubica un área recreativa y una serie de miradores desde donde se divisa toda la ensenada de Praia América, así como parte del Val Miñor y toda la costa desde Cabo Silleiro hasta la misma ciudad de Vigo. También se domina toda la Ría de Vigo en su parte más ancha, con las Islas Cíes como telón de fondo. Sobre toda esta panorámica, no es de extrañar que desde tiempos remotos, el lugar sirviera para vigilar la costa y el valle de posibles invasores.

Así pues, a nuestros pies se nos esconde un poblado castrexo de los siglos II a I a.c. Podremos observar pequeños restos de murallas y piedras esparcidas por el lugar.

Más adelante, hace más de ocho siglos, entre el XII y XV, se ubicó aquí una fortaleza que recibió el nombre de Santa Helena. El castillo aprovechaba su situación estratégica y su rica orografía rocosa, en donde se forman grandes cavidades que servían de cobijo y escondite para los habitantes. La primera referencia que se tiene en cuenta se remonta al año 1106, pero su mayor apogeo se daría sobre el siglo XIV, en tiempos de Suiero Iáñez de Parada, “Adelantado Mayor de Galicia”. Se asentaba dentro de la conocida Terra de Turonio. No se sabe muy bien el momento de la destrucción del castillo, pero es probable que el XV fuera su final. Si no fueron las guerras irmandiñas que destrozaron la mayor parte de las fortalezas gallegas lo sería las órdenes de los Reyes Católicos de destruir todas las fortalezas que no fueran cabeza de merindad, como le pasó al Castillo de Cans.

La zona está repleta de restos de “tégula” (teja) y de grabados enigmáticos en varias partes del macizo rocoso conocido como Penedo dos Mouros. Muchas de estas curiosas formaciones rocosas se relacionan legendariamente en Galicia con Os Mouros, seres mitológicos gallegos que habitaban estas rocas y según las leyendas construían los antiguos restos de poblados castrexos y castillos de la tierra. Rebajes en las varias rocas, así como diversos tipos de cazoletas medievales demuestran en donde se asentó la antiguo y desaparecida fortaleza.

Localización – Mapa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete solo con el correo electrónico!
Happy Galicia Máxica

Recibirás un correo para confirmar la suscripción