COLABORADORESVIAJES COMPARTIDOS

Sendero a las fervenzas de la Poza da Moura

Os invito a acompañarnos a un lugar cerquita de Vigo y al que solemos visitar siempre que podemos, os presento la famosísima Pouza da Moura, más conocida como el Jacuzzi natural con vistas a la ría.

Ha tenido cambios y paso por aquí a contarlos familias  “un nuevo sendero de acceso justo al comienzo de la urbanización del campo de golf”.

Descubre Cada Día

Este camino enlaza con el antiguo en el puente sobre la carretera que también lo han cambiado y lo han hecho nuevo, ahora es como una viga de cemento estrecha y adiós a sus barandillas verdes.

Ahí ascendemos hacia los molinos, siendo el primero que vemos el molino da máquina con el canal de agua elevado a modo de acueducto restaurado. Un conjunto que forma una muestra más del aprovechamiento de las fuerzas del agua en Galicia.

Descubre Cada Día

Disfrutaréis de muy buenas vistas de la parroquia de Domaio, del Estrecho de Rande con su puente y la parte sur de la Ría de Vigo. Se puede ver también el extremo de la bocana en donde se ubica Cabo Silleiro.

Y llegamos a una de las estrellas en el sendero. Un mágico lugar pero todo mágico lugar está rodeado de una misteriosa leyenda.

Descubre Cada Día

La Poza da Moura– La poza de la Mora recibe su nombre de una curiosa leyenda tradicional, en la que una joven mora se enamora de un ganadero del lugar y en este bello paraje tenían sus encuentros amorosos, una historia trágica:

Leyenda entera

“Se cuenta que hace muchísimos años llego a tierras de Domaio un moro con su hermosa hija. La muchacha se enamoró perdidamente de un campesino del lugar, encontrándose con él en este lugar. El padre, contrario a esta relación, los sorprendió en la poza dando muerte al campesino. La mora enloquecida por el dolor se sumergió en la poza y desapareció. Se dice que desde entonces en las noches de verano se oyen los lamentos de la mora procedentes de la poza. En la noche de San Juan, según la leyenda, la mora aparece en la poza peinando sus largos cabellos con un peine de oro.” 

Descubre Cada Día

Ascendemos al borde de un canal de agua dejando el río  Muiño a nuestra derecha, tras pasar por los restos de tres antiguos molinos.

Llegamos a otra fervenza, se trata de la Poza da Pereira, que le han instalado unas escaleras de madera para su acceso directamente desde la carretera cortada de la urbanización.

Descubre Cada Día

Un antiguo lavadero con varias fuentes en su alrededor adornan el lugar. Desde aquí podemos regresar por asfalto subiendo las escaleras o regresar por el mismo camino hasta el puente peatonal que cruza el corredor e ir a la parte baja del río, ya entre las casas de Verdeal en Domaio.

MAPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *