La Maruxaina, nuestra sirenita gallega

Galicia es en su esencia marinera. En nuestro ADN está el mar escrito y el recuerdo de las tradiciones y leyendas de los que antes estuvieron vive en nuestra memoria. Galicia es el lugar en el que las sirenas lejos de desaparecer, están muy vivitas y tienen año tras año su fiesta.

La Maruxaina

Maruxaina es nuestra Ariel a la gallega aunque para muchos nada dulce y algo cruenta, no cantaba, tocaba el cuerno (somos así de originales los gallegos).

¿A qué se dedicaba? Para esta pregunta tenemos dos respuestas, alguna te gustará seguro

Se le daba a la Maruxaina por controlar la voluntad de los marineros atrayéndolos a nuestras costas y haciendo que pereciesen en el mar y se quedaba la sirenita tan ancha. Aunque los hay (la otra versión) que ven en ellas una salvadora y afirman que hacia todo lo contrario, evitaba que los marineros chocaran contra la abrupta costa. Ya sabes “cada uno habla de la feria como le va en ella” esto de siempre y para todo (utiliza “el mar” y lo entenderás mejor).

¿Cómo era la Maruxaina?

En cuanto al “cómo era?” tampoco nos ponemos de acuerdo. Los hay que ven en ella una rubia hermosa con cola de pez y otros una viejiña bondadosa con parcela en el mar. Sea de una forma u otra, su leyenda forma parte de nuestro imaginario popular y se hace hueco entre la arena de la playa de O Torno y las olas del mar.

Fiesta de interés Turístico

Ese día todos se visten como las gentes del mar de tiempos antiguos. Bien entrada la noche se apagan todas las luces del pueblo, los hombres salen al mar en busca de la sirena Maruxaina y se adentran en él, haciendo sonar cuernos y bocinas para no escuchar su canto.

La Maruxaina

Los marineros una vez apresada la Maruxaina regresan a la playa con la figura, acompañando el desembarco con fuegos de artificio y entre gritos del público se la lleva a la plaza del pueblo para ser juzgada por sus actos en un gran juicio popular.

Una vez al año se la juzga entre bailes y fiesta, si la afortunada es libre de culpa, todo le son alabanzas y si no, se la quemaría, da igual como fuere porque se celebra entre queimada y bailes no vaya a ser que no espantemos bien su espíritu.

No temáis, nuestra Maruxaina es siempre absuelta y en la lectura de la sentencia el juez se manda celebrar una gran fiesta hasta el amanecer (obligatoriamente).
Su figura está presente en Cervo todos los días del año ya que tiene un lugar privilegiado en la playa, contemplando el mar que es lo que más le gusta después de su cueva, claro (ya lo entenderás).

¿Cúando se celebra la fiesta de la Maruxaina y dónde?

La Maruxaina es una fiesta de interés turístico que se celebra cada veranito en la localidad gallega de San Cibrao en Cervo, Lugo. La fiesta de la Maruxaina, se celebra el segundo Sábado de Agosto, es un agradecimiento popular a cuanto significa y produce el mar en Galicia.

Dice la leyenda…

La Maruxaina es una sirena rubia, mitad pez, mitad mujer… vive en la cueva de San Vello, allá en los Farallóns… Entre percebes y mejillones, en donde pasa el tiempo hilando con fibras de lino. En los días de temporal se sube al alto de la Sombriza chillando y tocando el cuerno… Hay quien dice que para avisar a los marineros de los peligros que corren, otros que para engañarlos y llevarlos a naufragar… De ahí la polémica que desde tiempos inmemoriales hay en la villa marinera de San Cibra.Así, para los defensores de su bondad, esta es una sirena con cara de vieja, sabia e inteligente como ninguna otra y dispuesta siempre a salvar a los marineros de las garras del mar embravecido y para otros una rubia mitad pez que los engaña para conseguir su naufragio.

Curiosidad

Cada año se elige la Maruxaina del año, eso sí sin cola de pez para poder recoger el galardón. Os presento a Clara fue la primera Maruxaina de Honra y gracias a todo lo que transmite oralmente con su recuerdo vive nuestra Maruxaina, la sirenita en Galicia.

Clara Rey Sarmiento. Si los marinero no pescaban decían que
“non lles deixara a Maruxaina” No les dejo la Maruxaina

¿Cómo es la Maruxaina, Clara?
“Ni buena, ni mala… es normal”

Y con la respuesta de Clara Rey Sarmiento “Ni buena, ni mala…es normal” queda despejada toda duda o conflicto sobre la Maruxaina, gracias Clara!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *