Nos vamos a Val de Mouras! Uno de los rincones más mágicos de Galicia

Val de mouras

No sabemos si aún seguirán viviendo aquí las mouras pero lo que tenemos más que claro es que la magia inunda y envuelve este lugar.

Val de Mouras

Antes de pasear de puntillas con los niñ@s por el lugar, les explicaremos que es lo que vamos a visitar y les indicaremos que este sitio tiene diferentes alturas y en el interior de esta cueva debemos extremar las precauciones.

Val de mouras

Abrir mucho los ojos y estar muy pendientes de donde ponemos los pies no vaya a ser que se nos lleve la moura a la cueva y es que muchos afirmaban que las mouras surgieron de ese poner alerta a los más pequeños con su figura.

Será verdad que las mouras nacen de ese transmitir ese saber popular de no fiarse de las apariencias o no dejarse seducir por gente que no se conoce y es que A moura viene a ser un que viene el coco a la gallega. Aunque muchos también afirman que las mouras eran razas ya desaparecidas.

Leyenda del Val das Mouras

Un lugar como este no podía estar exento de leyendas y la palabra «moura» ya nos cuenta la existencia de posibles seres mitológicos.

Dicen que los «mouros» eran verdaderos pobladores que habitaban este lugar y muchos pensaron que habían escondido un gran tesoro que, por supuesto, nunca ha llegado a encontrarse a pesar del esfuerzo de algunos. Para otros, esas “mouras”, serían los famosos seres mitológicos que tanto abundan en nuestro patrimonio cultural y que tantas leyendas protagonizan.

¿Quiénes eran las Mouras?

Las mouras son seres mitológicos gallegos aunque comparten nombre y aparecen a veces como sus mujeres, son criaturas bien diferentes a los Mouros, tanto en el color de la piel como en la personalidad. Debes saber que moura y mouro son realmente dos seres completamente distintos.

Las mouras muchas veces eran invisibles a los ojos humanos, solo se mostraban a quien ellas querían. Tenían la piel demasiado blanca y cabello muy rubios teniendo en cuenta que “rubio” es usado en gallego para referirse al color rojo, no al amarillo como comúnmente se piensa y leerás en muchas páginas.

Lo de tener la tez tan pálida se debía a que habitan bajo tierra o bajo el agua aunque también lo hacían en yacimientos.

En la mitología gallega, las mouras también eran conocidas como madamas, donas, encantos, hadas… da igual como quieras llamarlas porque no cambiará lo que son. Son mujeres bellísimas, seductoras y encantadoras aunque tienen la capacidad de adoptar formas diversas, pero suelen preferir la forma de serpiente o culebra. Las mouras tenían fama de hechiceras.

Val de mouras

Formación del Val das Mouras

El Val das Mouras es un paisaje geológicamente denominado karst y se formó en el Cámbrico, hace unos 550 millones de años. Val de mouras es uno de los lugares con más magia cárstica de Galicia y os aseguro que os dejará sin palabras.

Buen momento para contarles a los niños una leyenda de mouras y que broten las palabras. Nos inventamos la historia de este lugar y creamos la mejor de las leyendas.

Para entrar en la cueva lo haremos por un pequeño hueco que nos dejará intuir lo que nos espera ya dentro, nos encontraremos en principio con una sensación por decirlo de alguna manera de frío típico de cuevas y es que aquí notarás en tus propios huesos lo que significa la humedad de la cueva. Aquí los musgos, helechos y trepadoras crecen sanas y fuertes.

Muchos lo conocen como el Karst Val das Mouras. El complejo cuenta con 5 hectáreas de diversión en verdes. Lo primero que debemos saber es que fue el agua la encargada de crear maravillas como esta cueva.

Muy cerca de la cueva nos encontramos con un panel indicativo, con información muy interesante que dejaremos que lean los niños con calma y explicaremos en profundidad, aportando todo lo necesario para tener una visita instructiva en el lugar.

Disfrutaréis de un recorrido por un laberinto de rocas, pasadizos, túneles y cuevas. Para los que váis con familia cuatro patas y queréis hacer el recorrido he de deciros que el Gps pierde con mucha frecuencia la señal Y en total es una hora y media disfrutando como bien dice Guille de un lugar único en Galicia.

La ruta tiene dificultad escasa excepto en lo que se refiere a lo resbaladizo del lugar al pisar rocas con humedad o que estén mojadas, recomendamos como en cualquier otra ruta un buen calzado siempre pongo el mismo ejemplo no te la juegues por ir con mal calzado, para mi es la mejor inversión para un niño, sostiene su cuerpo, escatima en las prendas, jamás en su calzado.

Val de Mouras está entre Souto de Mercurín e Ferrería Vella aquí contemplarás un magnífico bosque de castaños plantados hace decenas de años para la producción de castañas. El abandono de su producción y su poda ya hace muchos años han provocado que crezcan hacia arriba, formando unos imponentes castaños.

Las fotos no hacen justicia a este lugar tan mágico que os recomiendo visitar. Parece que entras en otro mundo.

Localización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE!

Centro de preferencias de privacidad