<

Tortitas de patatas rellenas de mozzarella y mortadela

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

tortitas de patatas rellenas

Hoy os voy a enseñar como crear con un sano puré de patatas casero, todo un clásico de la cocina, unas tortitas muy especiales. Unas tortitas de patatas rellenas que os van a entusiasmar ¿Quién dijo que el puré es aburrido?

Tortitas de patatas

Ingredientes

  • 7 Patatas medianas hervidas
  • 20 gramos de mantequilla 
  • Sal
  • Pimienta
  • Mortadela
  • Queso mozzarella
  • Pan rallado para espolvorear

Elaboración

Un plato de elaboración sencilla y resultado sorprendente. No son más que tortitas de puré de patatas casero rellenas, rebozadas y fritas. Pero, para que no os perdáis detalle os iré dando el paso a paso.

Cocer patatas

Lo primero que vamos a hacer es cocer las patatas enteras y con piel (si las patatas son medianas nos llevará unos 20 minutos). Una vez que estén listas con ellas haremos el puré.

Truco

Si quieres que las patatas se cuezan antes, pínchalas en profundidad con un tenedor.

Puré de patatas casero

Para saber si las patatas están cocidas puedes pincharlas con un cuchillo, y este debe entrar y salir con facilidad. Una vez estén listas, las escurrimos y pelamos. Las pondremos ya peladas y salpimentadas en un bol con un trozo generoso de mantequilla y las aplastaremos. La mantequilla le dará una textura más cremosa de lo habitual al puré. Comentaros que hay los que le echan un poquito de leche, en mi caso soy más de mantequilla. 

patatas cocidas con mantequilla

Cuando estén bien machacadas y mezcladas homogéneamente con la mantequilla ya estará listo el puré. Dejaremos enfriar el puré de patatas casero y pasamos al siguiente paso.

Relleno

Mientras esperamos a que el puré se enfríe un poco, cortaremos la mozarella en lonchas no muy gruesas. Ellas serán junto con la mortadela el relleno de nuestras tortitas de patatas. Mis ingredientes mágicos.

Mozarella

La mozzarella es un tipo de queso originario de la cocina italiana. Aporta menos colesterol que cualquier otro queso y como añadido para que lo haya elegido es que se funde muy bonito, lo que hará que el plato gane también en vistosidad. Este queso tiene un sabor suave y lechoso, es un queso fresco que destaca por su elevado contenido en proteínas, necesarias para el desarrollo de unos músculos sanos y el buen funcionamiento del organismo en general. En fin, os lo recomiendo.

Mortadela

La mortadela por aquí le llamamos el gran embutido italiano. Es un embutido elaborado, con carne de cerdo finamente picada, originario de la ciudad italiana de Bolonia.

Pondremos nuestra masa (puré de patatas casero) en la encimera. Previamente en la encimera o nuestro lugar de trabajo habremos puesto generosamente el pan rallado.

Estiraremos bien el puré de patatas encima del pan rallado.

A continuación con ayuda de un objeto circular (como un vaso) haremos la base y la tapa de las tortitas, es muy sencillo. No pongas muy estirado el puré, así será más fácil el manipular la tortita de patata, no las queremos muy finas.

Rellenar las tortitas de patatas

Ahora toca rellenar las tortitas con los ingredientes que hemos elegido. Puedes elegir los que más te gusten, ya te expliqué el porque de la elección de los míos.

Esta es la parte más fácil y divertida. En la tapa de abajo de la tortita ponemos la mortadela, la loncha de mozzarella que habremos cortado no muy gruesa y a continuación la parte de arriba de la tortita de patatas.

Retírala con cuidado una vez montada con la espátula. Antes de llevarla a la sartén recuerda presionarla un poquito por los bordes con los dedos con mucho cuidado para que al freír no se nos salga el relleno. Ya las tenemos listas.

Freír tortitas

Elegiremos una sartén que sea honda y tenga tapa porque la vamos a utilizar al final. Ponemos un poco de mantequilla a fuego suave a calentar teniendo cuidado de que no se nos queme. Una vez que se derrita ponemos las tortitas.

Dejaremos que se doren bien por ambos lados, nos llevará poco tiempo. En cuanto las notemos doraditas toca taparlas con la tapa unos minutos, esto hará que se terminen de hacer por dentro, es decir que se funda bien la mozzarella.

El resultado es espectacular, os quedarán doraditas y crujientes por fuera y de un delicado superior por dentro. Si por fuera ya os gustan, ni os cuento por dentro.

tortitas de patatas rellenas

Bueno, mejor en vez de contarlo, lo enseño para que se os haga la boca agua y estéis deseando el probarlas.

Vídeo de la receta

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *