Tortilla de patatas Betanzos

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

tortilla de patatas

Hola, soy Arancha, aunque el nombre no importa mucho, soy una enamorada de Galicia y voy a compartir mis humildes recetas relacionadas con esa maravillosa tierra, al alcance de todo el mundo. Siempre que visito vuestra tierra me aprovisiono de productos y si no siempre compro donde puedo. Quiero reseñar que soy una aficionada autodidacta, sin estudios de cocina. Me gusta considerarme una apasionada de la cocina. Espero que disfrutéis haciendo las recetas.

¿Porqué nunca falla una tortilla de patatas? Huevos camperos, patatas y cebolla gallegas, buen aceite de oliva y a disfrutar 😋 Hoy os traigo la más famosa de las tortillas gallegas, la tortilla de Betanzos, que solamente lleva 4 ingredientes: huevo, patata gallega, aceite de oliva virgen y sal. No, no lleva cebolla porque es un sacrilegio y por consenso Betancil nunca se le pone, vuelvo a insistir por si hay dudas la de Betanzos no lleva CEBOLLA. Otra de las puntos más destacables de esta tortilla es su textura melosa en la que el huevo moja a la patata. En ella, en la tortilla de Betanzos el muy hecho no vale, aquí prima el vuelta y vuelta. Solo una cosa, o dos, os diré 👉  que quede claro que es “estilo “ betanzos (a mi manera) y que una vez que la pruebas te enamoras.

Ingredientes

  • 700 gr. de patata gallega
  • 10 huevos caseros+ 2 yemas (que le darán más esponjosidad)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina (al gusto)

Preparación

Lo primero que debemos hacer es coger nuestras patatas gallegas y pelarlas para a continuación cortarlas pequeñas, finas e irregulares. Ponemos en la sartén el aceite de oliva virgen extra y ponemos las patatas a freír. ¿Cuándo estarán? El punto que tendremos en cuenta será el de algo crujientes, y esto es cuando los bordes comiencen a tostarse.

En un bol grande, cascamos los huevos y añadimos las yemas. El TRUCO ESTÁ EN NO BATIR debemos mezclar los huevos poco a poco, y con suavidad. Añadimos las patatas ya fritas al bol con los huevos, mezclamos y echamos la sal al gusto. Ahora que tenemos todo bien juntito toca ESPERAR 5 minutos para que liguen los sabores.

En la misma sartén que freímos las patatas vamos a hacer la tortilla. La ponemos a fuego alto con un chorrito pequeño de aceite. Cuando coja temperatura, toca volcar la mezcla, y bajar al mínimo el fuego para que se haga poco a poco y no se queme. Al pasar unos 30 segundos, le damos la primera vuelta. Esperamos el mismo tiempo y vamos con la segunda vuelta. Nos quedan las últimas vueltas que estas serán más rápidas.
Ahora apagamos el fuego y dejamos reposar en la sartén 1 minuto porque aún está caliente y se acabará de hacer.

Presentación

Le damos la vuelta en el plato de servir en la mesa y listo. Una buena tortilla no necesita mucha más florituras, se presenta muy bien sola y lo que mejor le acompaña es una buena ensalada o unos pimientos.

En instagram soy @Aranchauno

A tener en cuenta

La calidad de los productos y una buena sartén que no se pegue es uno de los puntos a tener en cuenta al hacer la receta. Por lo que además de los huevos que recomendamos sean caseros, una de las claves del éxito es utilizar una patata gallega de gran calidad. Y como es tortilla de Betanzos, lo propio es utilizar la patata con IGP (identidad geográfica protegida) propia y sobre todo la variedad Kennebec.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *