<

Tortilla de espinacas y garbanzos

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

tortilla de espinacas y garbanzos
Kuqui Pazos

El aprovechamiento 🤓 es la ciencia que desarrolla el ingenio al darnos la posibilidad de crear con las sobras un platazo. Ponla en práctica y haz tuya la frase de los abuelos “No se tira nada”
Ejemplo 👉Un potaje de espinacas con garavanzos (garbanzos ) con el que crearás una tortilla muy verde y especial.

Os traigo un dos por uno que os va a encantar. Para ello lo primero que haremos es crear una comida sana y estupenda que nos vitaminará, energía extra para nuestro organismo.

Potaje de garbanzos y espinacas

Ingredientes

Los ingredientes de este plato son de lo mejorcito garbanzos, espinacas, cebolla, tomate, ajo, pimiento y aceite de oliva virgen.

Garbanzos- garavanzos

Sobre el primero de los ingredientes os hablaría largo y tendido, comentaros que al garbanzo le llaman el superalimento olvidado, eclipsado por otros que no le hacen ni sombra como la quinoa o el aguacate.

Espinacas

Las espinacas la fuerza en lo verde. Popeye tenía razón las espinacas aumentan la fuerza muscular, repito la fuerza está en el verde.

La Universidad de Rutgers (EE UU) ha descubierto que no es el hierro de las espinacas el que ayuda al crecimiento de los músculos, es el fitoecdisteroide el responsable de que se obre el milagro natural.

El fitoecdisteroide está presente en las hojas de las espinacas, actúa sobre las proteínas y las transforma en masa muscular, lo que hace que aumente un 20% la velocidad de crecimiento de este tejido, el muscular.

No nos olvidemos también de que tienen folatos (ácido fólico), vitamina C y vitamina A y cantidades inferiores de vitamina E, B6 y riboflavina.

Tomate

El tomate es la fruta más versátil del mundo, mundial tanto que hasta logra mimetizarse y hacerse pasar por verdura. Protege la vista, cuida la piel, antioxidante, mejora la circulación sanguínea, diurético…te beneficiarás de todas sus propiedades nutritivas y es tan importante que la OMS recomienda su consumo y nosotros más.

Cebolla, ajo y pimiento

Son un acompañamiento ideal en cualquier guiso o comida que se preste, un tres increíble de beneficios. El pimiento con más vitamina C que las naranjas, la cebolla entre capa y capa desvela numerosas propiedades nutritivas y medicinales la Fundación Española de la Nutrición recomienda su consumo y destaca sus propiedades diuréticas y antisépticas. Los ajos no se quedan atrás, combaten el colesterol, evitan resfriados, favorecen el sistema inmunitario, mejoran el asma, son antiinflamatorios…

Aceite de oliva virgen extra

Nuestro sano acompañamiento de las comidas tiene un alto contenido ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico) y poliinsaturados (ácido linoleico). El aceite de oliva aporta importantes beneficios eleva nuestros niveles de colesterol HDL (bueno) y disminuye el colesterol LDL-c (malo). Nos ayuda en el control de la hipertensión arterial, reduce la aparición de la trombosis y previene la aparición de la diabetes.

El Departamento de la Universidad de Córdoba de Biología Celular, Fisiología e Inmunología demostraba que presenta un efecto protector contra diferentes enfermedades.

Elaboración

Una maravilla de plato con ingredientes tan importante y que le aportan valor extra no solo en sabor, en propiedades.

Picar la cebolla, el ajo y el pimiento, luego pocharlos en una sartén con aceite de oliva virgen extra. A continuación cuando las verduras estén cocinadas, añade las hojas de espinaca (frescas) que tendrás lavadas y escurridas y las habrás cocido durante 5 minutos sin destapar la olla o vaporera y luego añade los garbanzos (de bote o garbanzos ya cocidos previamente que tendrás reservados).

Freír todo junto durante unos cinco minutos y listo nuestro potaje. El potaje de garbanzos y espinacas aguanta varios días en la nevera y podéis disfrutarlo otro día, pero en vestido en tortilla os va a encantar.

Tortilla de espinacas y garbanzos

Para realizar la tortilla no tienes más que batir bien los huevos y añadir la cantidad de potaje que quieras, una maravilla que os va a enamorar.

Paso a paso

Batir los huevos bien y salpimentar. Echa los huevos bien batidos en la sartén. Cuando empiecen a cambiar un poco de color añade el contenido de la sartén y deja que se haga todo junto, una vuelta y estará lista.

También puedes hacer un revuelto con el potaje para ello pondremos el potaje en una sartén y lo calentaremos a continuación, cascaremos los huevos e iremos revolviéndolos en la sartén junto al potaje, hasta que se integre todo bien.

Quieres probarla pero no tienes potaje

Te dejo un enlace con una forma rápida de hacerla tortilla rápida de garbanzos y espinacas

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *