<

Tarta de castaña y queso

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Tarta de queso y castañas

Hola soy Elena de cocina con Elenauna loca amante de los fogones, volvamos a recuperar las viejas recetas de las abuelas, esas que se cocinaban con amor y paciencia.

Esta es una receta rápida, sencilla y deliciosa que os invito a hacer. No os preocupéis si no es tiempo de castañas, este es un postre para cuando quieras disfrutarlo porque aunque por vuestra zona ya no haya castañas siempre podrás realizarlo con castañas envasadas, de bote caseras o de bote en almíbar que encontrarás en cualquier supermercado.

Tarta de castaña y queso

Ingredientes

  • 1 litro de nata
  • 1/2 litro de leche
  • 3 sobres de cuajada
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 tarrina de Filadelfia o similar
  • castaña en almíbar o asada (un bote grande y si es asada como 3 puñados grandes de castañas ya peladas)

Elaboración

Yo he puesto castaña asada que es igual de sabrosa, si ponemos castaña en almíbar bajaremos los gramos de azúcar a 150 gramos.

Lo primero que haremos será poner a precalentar el horno, con calor arriba y abajo, durante 10 minutos a 180º C.

En una olla ponemos la nata, el queso, el azúcar y calentamos hasta hervir, disolvemos la cuajada en la leche e incorporamos a la olla con la nata, el queso y el azúcar hervido. Cuando empiece a cuajar todo el líquido, incorporamos las castañas que habremos desmenuzado.

A esta tarta hay que dedicarle muchos mimos, en fin se va a cocinar más tiempo a menos temperatura, para que se haga poco a poco y te estarás preguntando por qué, todo tiene su razón lo haremos así porque el resultado mejorará, haciendo la tarta con calma, ésta tendrá una textura suave y muy cremosa.

En un molde ponemos caramelo y añadimos la mezcla de la tarta. Colocamos el molde en la bandeja central del horno, y horneamos durante unos 40 min. a 180ºC Utiliza el truco del pincho para comprobar que esté lista. Si sale limpio, es que ya está.
Retiramos la tarta del horno y dejamos que enfríe a temperatura ambiente. Una vez fría, ya podremos desmoldarla.

Presentación

Os recomiendo dejarla en la nevera al menos 1 hora. Y en cuanto a la presentación con un toque de caramelo será más que suficiente.

Espero que os haya gustado y la hagáis muy pronto.

Tarta de queso y castañas

Mis entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *