<

Torreznos con patatas revolconas

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Equipo Libélula - Bea & José

A los torreznos o chicharrones en Galicia, se les llama “Rixós” ,”Roxóns” y también “Rinchóns”, dependiendo de la zona en la que te encuentres.

Como curiosidad, a nuestro ingrediente de hoy se le dedica hasta una gran fiesta gastronómica en nuestra tierra A  Festa dos Rixós Quentes con Filloas en el municipio de Oza-Cesuras.

¿Te estarás preguntando de qué va la receta? Pues ni más ni menos que de una tira de tocino frita o salteada en una sartén o tostada en una parrilla.

Los acompañaremos de patatas revolconas, también conocidas como patatas meneás o machaconas, que son una receta de las más típicas de nuestra gastronomía y muy fáciles de hacer, aunque no por ello dejan de ser sabrosas y bien contundentes. Son muy tradicionales en Salamanca.

Rixós con con patatas revolconas

Lo primero que debemos saber es que no es lo mismo panceta que tocino

Aunque son muchas las similitudes entre ambos, también hay diferencias, como la de que la panceta es un producto mucho más fresco y que cuando la panceta se cura, no se ahúma, mientras que el tocino sí.

Ingredientes

  • 5 tiras de tocino
  • 6 patatas medianas gallegas
  • 2 cucharadas al gusto de pimentón picante y dulce
  • 1 cebolla grande
  • 2 ajos
  • Sal y aceite
  • Leche (si la necesitas)

Elaboración

Patatas revolconas

Lo primero que haremos es lavar y pelar las patatas para luego cortarlas en cuadros más o menos del mismo tamaño. A continuación pondremos una olla con un poco de agua y sal, y las coceremos hasta que se pongan tiernas. Al ser patatas medianas no nos llevará más de 20 minutos.

Una vez cocidas, las trituraremos en el mismo recipiente hasta que se forme un puré homogéneo, sin grumos. Nuestro truco es retirar siempre un vaso de agua e ir añadiendo conforme vayamos necesitando líquido, esto permitirá corregir la textura, ya que de la otra forma corremos el riesgo de que nos quede el puré demasiado líquido.

En una sartén incorporamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos la cebolla, los ajos y el pimentón, recuerda el pimentón añádelo con la sartén retirada o apagado el fuego y así evitar que se queme y nos quede amarga.

Volcamos el sofrito en las patatas trituradas y mezclar todo muy bien. Si es necesario agregaremos un poco de leche hasta alcanzar la textura deseada. Si no te gusta notar texturas puedes pasarlo antes por la batidora.

Recomiendo para adornar las patatas revolconas unos pedacitos de tocino por encima. Un vuelta y vuelta en sartén con una gotita de aceite para que no quede aceitoso y sí crujiente.

Es un plato que nos encanta, el acompañamiento de las patatas revolconas a los Rixós es de escándalo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *