<

Rape al horno

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta dará mucho que comer y beber.

Equipo Libélula - Bea & José

Al rape en Galicia lo llamamos “peixe sapo“.Su nombre indica a lo que se parece y a lo poco estimado que era tradicionalmente. Ganó popularidad cuando su denominación paso a ser a más “atractiva” y dejó de verse como un pez tan feo, valorándose sus propiedades y sabor y su precio y estima empezó a subir.

El rape pasó de ser un pescado inicialmente despreciado por los pescadores, así como se capturaba, se tiraba al mar de vuelta, a uno de los más preciados en la gastronomía.
¿Sabías que los machos son 10 veces más pequeños que las hembras? O ¿Qué de su páncreas se sacó por primera vez la insulina?

También es llamado Pez Pescador, debido a que tiene en el extremo un apéndice carnoso que sale de su cabeza, un improvisado cebo con el que atrae a los peces. Sus dientes, son hacia adentro y así evitan que la presa se escape. Se alimenta de crustáceos y peces de pequeño y mediano tamaño.

Deciros que el rape o peixe sapo es uno de los peces más extraños y curiosos. Su boca tiene forma de media luna y dientes afilados y conformados hacia dentro. Ojo, no come, engulle a sus presas. Gracias al gran tamaño de su boca y a que su estómago posee la cualidad de extenderse puede tragarse a peces tan grandes como el mismo.

Rape al horno, una receta sencilla y ligera

Ingredientes

  • 1 kilo y medio de rape
  • 3 cebollas grandes
  • 3 tomates
  • 5 ajos
  • 1 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal, especies y perejil

Elaboración

Lo primero que haremos será limpiar el rape. Le quitaremos la piel.

Después retiraremos la cabeza.

Ahora toca quitar la espina central, será muy fácil. Y lo dividimos en dos partes.

No tires los restos del pescado (cabeza y espinas) podrás hacerte una buena sopa de pescado o dejar de fondo de nevera un buen caldo para otra comida.

Ahora con el rape bien limpio, trocéalo en trozos no muy pequeños.

Pela las cebollas y córtalas no muy finas. Póchalas en una sartén con un dedo de aceite no muy caliente. Retíralas y colócalas sobre la bandeja.

Y los colocamos encima de la cebolla que teníamos preparada en la fuente rectangular de horno.

A continuación los 5 ajos los pelamos y cortamos finitos y a la sartén.

Los freímos con poco aceite procurando que se doren y no se quemen.

Ahora los tomates, los lavamos, los pelamos (quitamos la piel) y quitamos corazón.

Y junto a los ajos que ya teníamos listos hacemos el sofrito de tomate casero.

Rebozamos bien los trozos de rape en pan rallado fino.

Y los freímos en poco aceite pendientes de que no se quemen.

Cuando estén listos se ponen por encima de fuente con la cebolla.

Ahora añade el sofrito de tomate y ajo por encima, sal pimienta y por último…

Riega con el vino blanco (un buen albariño o godello).

Cocina en el horno precalentado hornea a 190º C durante 30 minutos con calor arriba y abajo, ponlo hacia la parte inferior para que se haga bien y no se exceda por arriba, así el pescado quedará jugosito.

Y estará listo!!

Para disfrutar con quien más quieres y en tu rinconcito preferido.

Entradas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *