<

Pulpo a la Brasa con mousse de patatas

pulpo
Equipo Libélula - Bea & José

Hoy os traemos un Pulpo a la Brasa acompañado de mousse de patata que os quitará las penas de golpe (en caso de tenerlas), recomendamos una buena siesta después.

Es un plato delicioso que no es nada complejo en la realización quizás un poco laborioso por sus pasos pero no entrañan más complicación que disponer de tiempo y hacerlo con cariño.

Pulpo a la Brasa con mousse de patata

Ingredientes

  • Pulpo
  • Patatas
  • Mantequilla
  • Nata para cocinar (leche)
  • Sal

Cantidades dependiendo de los comensales.

pulpo

Ajada

  • Ajos
  • Pimentón
  • Aceite

Elaboración

Lo primero que haremos será cocer el pulpo, anota esta receta para cuando te sobre pulpo cocido es una manera estupenda de crear un nuevo plato y sorprender.

PULPO

Cocer el pulpo

  1. Lo primero que debemos hacer es buscar la tartera en la que coceremos el pulpo, la llenaremos de agua y la pondremos a hervir con unas hojas de laurel.
  2. Cogemos por la cabeza el pulpo, y lo que vamos a hacer es sumergirlo en el agua hirviendo. Lo sumergiremos tres veces, ojo solo tres. Cuidado no te emociones y metas la mano. Se sumerge cada vez diez segundos y lo sacamos y vuelta a empezar ¿Para qué hacemos esto? Esto es para que la piel no se contraiga de golpe y así no se rompa y nos quede bien bonito.
El truco mágico

El secreto mejor guardado, los tres golpes de calor o como por aquí lo llaman, el “asustar al pulpo”

pulpo cocido
Tiempo de coción

Los tiempos han de ser desde que empiece a hervir el agua (recuerda que va a bajar un poco el calor al meter el pulpo, las tres veces, esto no es magia es porque él está fresquito y el agua caliente (esto es cosa de la ciencia, no de las meigas). Empieza a hervir controla unos 45 minutos, pero justos ¿eh? que el “unos” no es aproximativo, es lo que lo cocemos.

pulpo cocido
Importantísimo

No se echa sal en el agua de cocción, ésto, prohibido, pierde la piel si lo haces.

El pulpo al horno

Una vez cocido el pulpo y dependiendo del número de comensales cortaremos las patas necesarias. Para esta receta el pulpo será a la plancha o al horno pero para hacerlo así primero ha de estar cocido.

Lo primero que haremos es poner a precalentar el horno a 200ºC calor arriba y abajo.

pulpo al horno

Nosotros lo hacemos al horno en una fuente rectangular de barro, añadimos un chorrito de aceite virgen y lo ponemos al horno precalentado antes con calor arriba y abajo a fuego fuerte (no bajamos la temperatura). No esperéis mucho tiempo con el pulpo en el horno porque sino la carne se endurecerá.

¿Cuándo está listo?

No te llevará mucho tiempo, estará listo cuando su piel adquiera el tono rojizo característico, ten en cuenta que ya está cocido, no necesita casi tiempo.

pulpo al horno

MOUSSE DE PATATA

Elaborar un mousse de patata es mucho más fácil de lo que pueda parecerte. Nos llevará poco tiempo y lo podemos hacer mientras el pulpo se cuece porque en el horno estará poco tiempo. Otra opción es esperar a que esté cocido el pulpo y utilizar el agua de su cocción para hacer las patatas cocidas, les dará ese sabor extra aunque también cambiará algo el color de las patatas y el blanco de la mousse será algo más rosado por el agua de cocción del pulpo. Tú eliges!

nata para cocinar

A nosotros nos encanta hacer la mousse con nata ligera para cocinar, aunque no hay problema si la haces con leche.

  1. Cocemos las patatas con agua
  2. Una vez cocidas las retiramos del agua y las escurrimos bien
  3. A continuación añadimos la nata y si quieres una pizca de mantequilla.
  4. Batimos todo y la pasamos por el pasapuré, para que quede aún más fina la mousse.
mousse de patatas

Colocamos la mousse de patata en la base del plato y encima colocamos el pulpo caliente recién salido del horno, Una vez que lo hayamos cortado, esto lo dejo a vuestro gusto o en rodajas o en tiras, a nosotros nos gusta cortarlo diferente ya que no tiene nada que ver nuestro pulpo con A Feira.

pulpo

Podrías servir ya el plato si no quieres complicarte más, aunque si tienes tiempo os recomiendo el hacer una buena ajada.

Ajada

ajada
  1. En una sartén ponemos a calentar el aceite, pelamos los ajos y los cortamos en láminas. 
  2. Con el aceite a temperatura media, echamos los ajos y dejamos que se vayan friendo y que cojan color, con mucho cuidado de que no se quemen
  3. En cuanto estén dorados retiramos la sartén del fuego y dejamos que se temple el aceite
  4. Es el momento de añadir el pimentón y remover para que no se queme
ajada

Presentación

Una vez lista la ajada no queda más que servir por encima del plato con cuidado y acompañar de un buen pan gallego y si es el caso y os gusta un buen vino que maride

pulpo

Entradas relacionadas

Nuestras recetas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *