<

Pulpo a la brasa

Soy Gastronomía de Galicia y estoy aquí para que comáis y bebáis lo mejor y en los mejores sitios. Esta cuenta que dará mucho que comer.

Somos Bea y Jose Manuel el equipo libélula, unos enamorados de Galicia y de su gastronomía, es por ello que nos hemos animado a compartir nuestras recetas con todos. Elaboradas con mucho cariño llevan en ellas parte de nuestros recuerdos a esta tierra, esta tierra meiga que hace que cuando podamos volvamos a recorrerla y degustarla.

El pulpo gallego tiene las ventosas en zig-zag y de diferentes tamaños, esta es una de las pistas que nos dirán que es de la tierra, mejor dicho del mar porque esta característica tan peculiar es debida a la fuerza que el pulpo utiliza para agarrarse a las rocas cuando hay temporal. Nuestros mares son movidos por lo que su carne es mucho más jugosa y rica que los de fuera, no solo su alimentación lo proclama como el mejor del mundo por su sabor, nuestro pulpo come marisco 😉 non é tonto. Hoy os traemos un polbo a brasa con puré de patatas!

Pulpo a la brasa

Ingredientes

  • 3 patas de pulpo
  • 2 ajos grandes (25 dientes de ajo)
  • Un chorrito generoso de aceite de oliva virgen

Antes de nada hay que cocer el pulpo  aunque también puedes comprarlo ya cocido. Utilizaremos las patas, intenta que los cortes sean todos de un tamaño similar así evitaremos que a la brasa unos se hagan más que otros.

Preparación

Nosotros lo hacemos al horno en una fuente rectangular de cristal, añadimos un chorrito de aceite virgen y lo ponemos al horno precalentado antes con calor arriba y abajo a fuego fuerte (no bajamos la temperatura). No esperéis mucho tiempo con el pulpo en el horno porque sino la carne se endurecerá. ¿Cuándo está listo? No te llevará mucho tiempo, estará listo cuando su piel adquiera el tono rojizo característico, ten en cuenta que ya está cocido, no necesita casi tiempo.

Puré de patatas casero

  • 1 kg de patatas gallegas
  • 25 gr de mantequilla.
  • 70 ml de leche.
  • Sal.

Elaboración

Limpia y pelas las patatas y las cortaremos en agua. Pon una olla con agua suficiente para que queden cubiertas todas y añade una cucharada de postre de sal. El tiempo a esperar será de 20 minutos aproximadamente desde que el agua comience a hervir, sabes que el tiempo depende del tamaño en que cortes la patata.

Truco para cocción de las patatas

Si quieres que las patatas se cuezan mucho antes debes pincharlas con un tenedor.

Una vez cocidas escurriremos las patatas y añadiremos la mantequilla y las aplastaremos con la ayuda de un tenedor en el bol. También puede realizarse con un pasapuré,s a nosotros nos gusta más hacerlo así aunque lleva un poco más de tiempo.

La mantequilla se deshará fácilmente con la patata caliente.

Cuando estén bien machacadas añadiremos la leche, la textura del puré va en gustos hay los que le gusta bien espeso y añaden muy poca leche y los que le gusta el puré de patatas no tan espeso.

A continuación prueba el puré y si es necesario rectifícalo de sal y listo el puré casero!

Emplatar

Esto al gusto, tanto puré de patatas como quieras y si lo deseas un chorrito de aceite virgen de oliva, sal (recuerda que la sal al pulpo se la echa en el momento de servirlo no durante la cocción) y pimentón dulce o picante o de los dos, a tu gusto.

Espero que os haya gustado la receta y la disfrutéis con quién más queréis y donde más o apetece ¡Buen provecho!

Nuestras entradas

Entrada relacionada

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *